Categorías
Técnicas de Tantra

Los 5 secretos del Tantra desatan esta nueva polémica

Los 5 secretos del Tantra son cinco claves muy simples. Aunque no todo el undo está de acuerdo.

Tampoco las recuerdan todos los masajistas, ni desean ponerlas en práctica.

Porque el erotismo es algo especial. Tan especial que lo olvidamos con frecuencia en nuestro día a día.

El erotismo se olvida con la pareja, se olvida con las relaciones sexuales esporádicas, incluso con las asiduas.

Quizá porque el erotismo y el morbo son secundarios para muchas personas. Lo que no sabíamos —conscientemente— era que si al otro se le olvida, a nosotros nos falta. Y si se nos olvida a nosotros, le falta a nuestro compañero de juegos.

Los 5 secretos del Tantra

El erotismo es imprescindible. Por esto es uno de los secretos del Tantra.

Secreto 1: el erotismo

El Tantra sin erotismo es o bien «Tantra negro» —equivalente a magia negra—, o bien «Tantra blanco» —un Tantra místico, espiritual y basado en respiración y técnicas de yoga. Si hablamos de masaje Tantra hablamos de Tantra rojo.

El erotismo está en la actitud de quien da el masaje. Por eso es vital tener la voluntad de transmitirlo. Hace falta tener talento para ello. El masajista no siempre está cachondo, de modo que debe tener recursos profesionales para transmitir erotismo incluso cuando no nace espontáneamente.

También conviene recordar que el cliente viene porque espera y desea experimentar este erotismo.

Secreto 2: La conciencia

Una de las características principales del Tantra es la conciencia. Ser conscientes de qué estamos haciendo aquí y ahora. Es la diferencia básica entre los actos rutinarios y los actos especiales e intencionados. La intención  y la importancia de lo que estamos haciendo marca la diferencia.

Secreto 3: La voluntad de dar placer

Dar erotismo y dar placer pueden parecer cosas similares. El placer sexual es un placer mucho más localizado y concreto. Incluye el contacto físico de la mano con  zonas muy concretas del cuerpo y con los genitales del receptor del masaje.

A muchos masajistas les produce repugnancia la sola idea del contacto con los genitales del cliente. Como ya imaginas, para dar un masaje Tantra es básico superar este bloqueo.

Secreto 4: La paciencia

Las prisas son malas consejeras. Y además arruinan un masaje de cualquier tipo. Mirar el reloj constantemente o desear llegar al término del masaje son la fórmula del fracaso.

Así que la paciencia es una forma necesaria de entrega al receptor. Está estrechamente relacionada con el control, pero es previa a éste.

Secreto 5: El control

Existe una gran cantidad de hombres que alcanzan el orgasmo y la eyaculación con una facilidad pasmosa. Son los llamados «eyaculadores precoces».

No solo estos hombres sino todos los receptores de un masaje Tantra exigen control por parte de quien lo da. La situación está en manos del masajista, es él quien dirige el ritmo, quien pone los límites y quien decide en qué momento realiza cuál de los estímulos sensuales y sexuales.

El control es imprescindible porque, aunque el objetivo sea complacer al receptor, no podemos incurrir en aceptar cualquier cosa en cualquier momento.

El masajista conoce el desarrollo del masaje y es quien dosifica estos estímulos. Dejarse llevar por sus propias preferencias o caprichos no conduce a un masaje exitoso.

En resumen

  1. El erotismo
  2. La conciencia
  3. La voluntad de dar placer
  4. La paciencia
  5. El control

Aplicar a la vez los 5 secretos del Tantra es una labor relativemente fácil porque consiste en crear este momento con un objetivo muy claro que es el de compartir y estimular el placer.

Si tienes consultas, no dudes en contactarme.

Puedes encontrar más contenidos acerca del masaje Tantra y sexo tántrico en Paco Tantra.

Por Paco

Me llamo Paco. Soy un masajista masculino especialista en masajes prohibidos por su alta carga de morbo y secretismo. Mi discreción es total para protegerte. Disfrutar de un masaje prohibido puede ser una decisión difícil, pero es tan legítima como placentera. ¡te encantará!