Ansiedad estrés y masaje
15 abril, 2018
0

Ansiedad estrés impaciencia tensión. Algunos clientes me los mencionan como si fuera todo lo mismo. Pero no son la misma cosa, y el primer argumento es que no son sinónimos. Es decir, tenemos palabras diferentes para mencionar fenómenos diferentes.

Qué son ansiedad estrés

“Sufro de ansiedad y de estrés. Varias personas de mi entorno me lo comentan, y creo que un buen masaje me iría bien”.

Aunque no soy psicólogo, el sentido común y conversar con colegas que sí lo son me permiten escribir esta entrada. Tampoco estoy en posesión de masters, si me permites la ironía.

  • Ansiedad
  • Estrés
  • Impaciencia
  • Tensión

Todas estas sensaciones de inquietud, contrarias a la paz, se deben a trastornos nerviosos. Tienen causas diferentes, de modo que requieren tratamientos diferentes.

La existencia de estos estados, aunque molesta, es necesaria. Porque son una alarma interna. Esta alarma nos avisa de que algo no está en su estado normal u óptimo.

A veces incluso el propio hecho de saber que no estamos bien, empeora nuestra sensación de nerviosismo.

Una vez hemos reconocido que se trata de una alarma, es recomendable tomar cartas en el asunto.

La ansiedad

Es un estado emocional difuso. Suele darse cuando sabemos que algo está a punto de ocurrir. O que deseamos que ocurra. Se trata de un mecanismo de defensa que nos pone en estado de alerta. Básicamente es algo positivo ya que nos “pone en guardia” ante una situación que requiere nuestra máxima atención.

El problema se da cuando esta ansiedad no obedece a ninguna situación inmediata ni relevante. En este momento responde a la generación propia de una alerta. A veces es un síntoma de que algo muy importante en nuestra vida no encaja.

“En el fondo sé que no estoy viviendo la vida que quiero. Una serie de circunstancias de mi entorne me resultan incómodas. No soy o no quiero ser consciente de que tengo que dar un golpe de timón para re-orientar mi vida”.

Esto me contaba un cliente hace unos meses.

Evidentemente existen transtornos de ansiedad mas graves. No voy a entrar en ellos porque escapa de mi competencia.

Estrés

“En mi trabajo se me exige mucho más de lo que debería hacer. Más horas, más responsabilidad. Sé que tengo que dar el máximo de mí, quiero demostrar lo que valgo”.

El estrés no es un estado tan difuso como la ansiedad. Conocemos cual es su origen. Pero puede provocar ansiedad de forma prolongada en el tiempo. Incluso fuera del horario laboral.

“En mi familia están ocurriendo cosas muy desagradables. Resolverlas exige muchas prisas, desplazamientos, discusiones y agresividad. La verdad es que no le veo el fin a todo esto. Tengo miedo de derrumbarme”.

El estrés se ha catalogado de “enfermedad de nuestra era”, aunque ha existido siempre. Los motivos cambian con los siglos porque es un estado nervioso inherente a lo humano.

Tratar el estrés implica tratar sus causas. Aunque un masaje adecuado puede calmarlo de forma sorprendente.

“Tu masaje me ha devuelto el equilibrio. Hablar contigo me ha ayudado definitivamente, y el masaje en sí es adictivo”.

A veces es fácil identificar las causas del estrés:

  • Vida familiar
  • Entorno laboral
  • Problemas de pareja
  • Situación económica
  • Problemas de salud
  • Futuro personal

Tratar la ansiedad genérica

Saber cuál es el origen de esta inquietud te ayudará a tratarla.

Aunque con frecuencia el tratamiento más adecuado es el que más miedo nos da. En el caso de este chico concreto, desconectar de las responsabilidades le genera miedo. Miedo al fracaso, a las críticas, a las opiniones adversas.

“No, Paco, no me pidas que desconecte. Estoy pendiente del teléfono”.

Lo cierto es que un masaje sin la “intención expresa” de tratar la ansiedad tiene muy buenos resultados. Más que hablar, se trata de trabajar los aspectos sensoriales de la piel. Su efecto relajante es inmediato y muy poderoso.

“Es increíble. He desconectado. Ahora es como si volviera de un trance. Me encantaría prolongar este estado porque me da una paz infinita. Ahora sé que esto me ayuda. De alguna forma he cargado las pilas”.

La ansiedad tiene otros efectos no solo emocionales. Tabaco, alcohol, comida. Existen personas que para “calmar la ansiedad” comen a todas horas. No es ninguna sorpresa que los efectos en su aspecto físico no se hagan esperar. En forma de sobrepeso.

Así pues, tiene lógica afirmar que la ansiedad tiene efectos sobre tu salud. Tanto mental como física.

Agresividad

El efecto más negativo se produce cuando a estos estados se les suma la agresividad. La falta de calma y de sangre fría nos transforma en impulsivos, viscerales y agresivos. Además, los efectos de la agresividad y la violencia suelen ser irreversibles cuando no irreparables.

No hay nada más complaciente para un ser humano que la paz y la calma. Suelen ser aspectos necesarios para que podamos describir un momento como “feliz”.

Así que rebajar los nervios o los estados ansiosos puede aportarnos mucha felicidad.

Impaciencia y prisas

Algunas personas confunden la ansiedad con la impaciencia.

“Ahora mismo venía en el coche. Aun sabiendo que voy bien de tiempo me di cuenta de que conduzco de forma agresiva. Estoy impaciente por llegar”.

Un minuto más o un minuto menos no cambiará nada en tu vida. Exceptuando si pierdes un tren o un avión. Pero para esto siempre tenemos la previsión. Ser previsor y hacer cálculos holgados de tiempo nos evitará las prisas de última hora. Solo así podemos hacer las cosas con calma.

“Estoy muy impaciente. Tengo ganas de que ocurra una cosa que ya está tardando”.

Dejar de enfocar la mente en una sola cosa nos ayudará. Actividades como el deporte, la lectura o un buen masaje ayudan a vivir el presente. Vivir pendientes del futuro, aunque sea inmediato, genera esta ansiedad tan poco gratificante.

Vivir el aquí y ahora es un buen camino hacia la felicidad. Y este es uno de los pilares de la magia Tantra.

Ansiedad estrés y tensión

Este estado de alerta constante genera un desgaste tanto físico como emocional.

Quien tiene la primera y la última palabra siempre eres tú. Eres tú quien decide dar el primer paso, y quien decide seguir caminando. Una vez has iniciado el camino hacia la serenidad, cada vez lo verás más claro, más necesario… ¡y más fácil!

El masaje como remedio

Incluso las personas que viven sosegadas y con un equilibrio constante necesitan un buen masaje de vez en cuando.

Pero el masaje es una herramienta sensacional para el equilibrio emocional. Especialmente para quienes sufren de estados nerviosos alterados o acelerados.

La combinación de estímulos físico con sensualidad y placer aporta unos resultados inmediatos. Paz, placer y satisfacción tienen un poder gigantesco en nuestra vida.

Prueba mi masaje relajante como punto de partida.

Contacto

Llámame al 676 648 226 y conversamos.

O sigue explorando www.elmasajeprohibido.com y www.pacotantra.com

This site is protected by wp-copyrightpro.com