Categorías
Estilo de vida gay

El cliente más morboso

El cliente más morboso es un tema que da mucho de sí. Son muchos los clientes que durante nuestras conversaciones me preguntan cosas como estas.

Muchos esperáis ver una foto del rostro y del cuerpo de este cliente. Aunque me temo que esto no va a ser posible. Si fueras tú, ¿qué dirías?

«¿Tienes muchos clientes superdotados?»

El falocentrismo es una característica que comparten algunos hombres gays. ¿Aunque, el tamaño del pene influye en lo morboso de un hombre?

El cliente más morboso

Uno de los aspectos más divertidos de mi trabajo como masajista erótico son las conversaciones personales. A veces tras el masaje me permito un tiempo de charla con el cliente. Siempre abordamos temas que me consulta el cliente.

«Tu trabajo debe de ser muy divertido. Seguramente tienes clientes de lo más morboso».

Otros en cambio me dice:

«Conmigo has tenido suerte. Seguramente tu clientela más frecuente son los hombres de edad avanzada».

Ambos comentarios son ciertos y falsos al mismo tiempo. Porque mi clientela se compone de una variedad tal que sería imposible describir un cliente tipo.

«¿Cuál ha sido tu cliente más atractivo?»

El cliente más morboso: actitud

Al contrario de lo que muchos podéis pensar, el más atractivo no ha resultado ser el más excitante. Ni siquiera con quien he tenido la mejor química.

Algunos hombres que se saben atractivos suelen ser arrogantes. Existen muchas actitudes de este tipo que —no solo para mí— son la antítesis del morbo.

En cambio, hay hombres que otros masajistas describirían como «mediocres». Ignoro por qué, pero son justamente con quienes alcanzo una conexión y una química más especial e intensa.

Los clientes más morbosos

«¿Qué características debería reunir para ti un cliente para ser morboso?»

Son varias, y normalmente no se dan todas juntas. Le doy la razón a Platón, que afirmaba que la belleza humana está en el conjunto de todos los individuos. Por lo tanto, difícilmente en uno solo.

Verás que no solo hablo de rasgos físicos. La actitud y los valores se transmiten conversando y también con el roce piel con piel. Y son de extrema relevancia.

  • Una voz agradable, un tono equilibrado
  • Forma de hablar sensata
  • Mensaje morboso, de deseo
  • Correctamente vestido
  • Actitud respetuosa

En cambio el cuerpo puede ser «normal». No hace falta que para ser morboso el cliente tenga un cuerpo de gimnasio. Ese es un mito dañino además de deshonesto.

  • Capacidad de recibir un masaje
  • Expresión de su excitación

Hay clientes muy inexpresivos. En cambio, me ayuda mucho en mi trabajo poder interpretar lo que siente y recibe el cliente de mi masaje.

  • Coherencia con el masaje solicitado

Existen algunos hombres que solicitan un masaje muy sencillo. Es decir, el masaje relajante. En cambio desean y necesitan el masaje desnudo, el más excitante. El cual es el único en el que permito que me toques a mí. La coherencia de lo que solicitas y lo que recibes siempre es total por mi parte.

La actitud más morbosa

  • Morbo y engaño

Otra forma de coherencia que agradezco mucho es la de saber reconocer una diferencia fundamental. Porque existen hombres que pueden ser muy atractivos pero que están confundidos. Especialmente quienes esperan un servicio sexual o un chapero. No me vale el tema:

«Esperaba que nos gustáramos mutuamente y pudiéramos llegar a más».

  • Comunicación

La comunicación no siempre tiene que ser verbal. Existen hombres silenciosos que con su mirada y su actitud cuentan más de sí mismos que quienes hablan mucho.

  • Nobleza

Los hombres nobles, enteros y genuinos tienen su magia. Sean como sean físicamente.

El cliente más morboso

De momento he dado más pistas acerca de lo que me desagrada. Quizá porque lo que realmente me seduce es muy simple.

El morbo es lo que me sorprende. Poco pensaba yo hace diez años que los hombres asiáticos despertaran excitación sexual en mí.

Quizá te pasa como a mí. En resumen, es la individualidad y lo genuino de cada hombre lo que más morboso me resulta.

Sé como eres, no actúes y tendrás mucho camino logrado. En general, los hombres valoramos la honestidad y la nobleza.

Lo canalla puede ser atractivo, pero su magia dura lo justo.

Solicita tu masaje Tantra gay

Es tan fácil como llamarme. Intentaré responder todas tus preguntas en caso de que tengas dudas.

Contáctame.

Además, entre estos relatos eróticos encontrarás a clientes y situaciones de lo más morboso —y sorprendente. ¡Son las páginas más leídas de este blog!

Sigue explorando mi otro blog para encontrar el masaje que necesitas: Paco Tantra. 

¡Nos vemos pronto en Barcelona!

Por Paco

Me llamo Paco. Soy un masajista masculino especialista en masajes prohibidos por su alta carga de morbo y secretismo. Mi discreción es total para protegerte. Disfrutar de un masaje prohibido puede ser una decisión difícil, pero es tan legítima como placentera. ¡te encantará!