Como ser un masajista profesional

Como ser un masajista profesional
Como ser un masajista profesional

Como ser un masajista profesional es una pregunta que, para mi gusto, se formula poco.

Porque lo que más me preguntan es:

Quiero empezar a trabajar contigo. ¿Puedo empezar hoy, aunque no tengo ninguna formación?

Esta frase me induce a pensar que para muchas personas el masaje no llega a la categoría de oficio.

Le hago masajes a mi novio y le encantan. Así que no necesito clases».

Seguramente también cocinas y no eres chef, y sabes conducir pero no eres chófer.

La diferencia entre saber hacer algo y tener los conocimientos para dedicarte profesionalmente es relevante… mejor dicho ¡abismal!

Para entenderlo, te ayudará pensar en tu propio oficio y en el grado de dificultad que le supondría a cualquier persona que no tenga los conocimientos que tienes tú.

Conviene no menospreciar los oficios ajenos. Todos ellos necesitan una dedicación, una formación, experiencia, y lo más importante: el talento. Y más cosas que te cuento ahora.

Estoy buscando masajistas profesionales que tengan un estudio donde atender en: Barcelona, Sevilla, Málaga, Valencia y Bilbao. Contacta si tienes la formación y pagas autónomos, porque el tema va en serio. ¡Sigue leyendo!

Como ser un masajista profesional: pasos previos

Una vez has decidido que esta es tu vocación, existen algunas pequeñas trabas que debes conocer.

Para empezar, es conveniente reconocer que la formación es algo básico e imprescindible.

Creía que me podrías enseñar en una hora o así».

Un factor que acaban confesando este tipo de candidatos es:

Bueno, me imagino que el tema erótico es algo más fácil».

Cursos de formación

Es imprescindible empezar con un curso básico de masaje.

Existe un procentajo de alumnos que ya abandonal durante el curso de iniciación. Porque les resulta más laborioso y más difícil de lo que esperaban. O simplemente se dan cuenta de que no tienen la paciencia necesaria. Mientras que unos pocos carecen de la voluntad de aprender ni tan siquiera las nociones de anatomía.

Para quienes lo tienen claro, existen distintos tipos de cursos. Diferentes por su intensidad de carga lectiva, de precios y sobre todo por el grado de especialización. Encontrarás cursos de 4 horas semanales que duran 9 meses o cursos que exigen 5 horas diarias durante tres meses. Es obvio que el resultado de diferentes tipos de formación tiene que ser distinto.

También existen diferentes grados de especialización, todo depende de tu ambición profesional. Resulta evidente que los títulos que se consiguen difieren enormemente según la carga lectiva.

Cada curso se cierra con un examen final, una nota y un título parcial, hasta conseguir el título profesional que te has propuesto.

Hablo en general porque existen diferentes academias, todas ellas válidas pero que aportan un nivel distinto según su duración, contenido teórico y horas de práctica.

Para ser fisioterapeuta titulado son 4 años de estudios. Calcula dedicarle media jornada en clases presenciales, más otras tantas horas de estudios, de prácticas y de realización de trabajos. El coste total de la mejor preparación profesional se acerca a los 50.000 euros en 4 años.

¿Y el masaje erótico?

Lamentablemente es el más difícil de aprender, ya que no existen cursos oficiales.

Para quienes deseen especializarse en Tantra, el camino se puede hacer incluso más largo y difícil. Porque tampoco existen centros oficiales. Te arriesgas a caer en retiros o seminarios que no tienen el objetivo didáctico ni profesionalizante. Son simples experiencias pensadas para disfrutar a título personal.

El masajista profesional

Todos los oficios requieren legalizarte. Para empezar a dedicarte al masaje es necesario que te des de alta en autónomos bajo un epígrafe concreto, pagar el Seguro de Autónomos cada mes, contratar una gestora, solicitar una licencia a tu ayuntamiento y un largo etcétera.

  • Título académico
  • Licencia de actividad (epígrafe)
  • IAE
  • Seguro de autónomos
  • IRPF
  • Local
  • Mobiliario
  • Instrumental
  • Consumibles
  • Logotipo e identidad de marca
  • Estrategia de marketing
  • Seguro de responsabilidad civil
  • Publicidad

¡No te desanimes! Todos los emprendedores pasamos por «calvarios» como este. Y en el caso del masaje el proceso se considera bastante simple. Ya que no estás introduciendo ni nuevas tecnologías ni invirtiendo a ciegas para crear hábitos de consumo disruptivos.

Más requisitos

Por si todo esto no fuera suficiente, existen más factores que determinarán el éxito de tu proyecto.

  • Atractivo físico
  • Talento
  • Voluntad de servicio
  • Don de gentes
  • Carisma
  • Empatía
  • Idiomas

Como en cualquier oficio que consiste en tratar con el público, se te exigirá un elevado grado de flexibilidad. Te llamarán y visitarán personas que pondrán al límite tu paciencia con preguntas o comportamientos muy alejados del sentido común —cuando no de lo que consideras «educación».

Y en el caso de los masajes tántricos se requiere además un talento innato para crear, comunicar y compartir sensualidad y erotismo. ¡Suena fácil!

Si además tienes pareja, debe producirse un milagro adicional: que te entienda, que acepte este trabajo y que te apoye.

Si eres soltero, necesitarás una fortaleza especial para no confundir el deseo con los enamoramientos absurdos de clientes, que también los hay.

Conclusiones

Actualmente ningún oficio se restringe a unos conocimientos específicos. Nos dijeron que el futuro está en la especialización, pero en la práctica hay que demostrar un dominio arrollador de muchas más disciplinas —aparentemente inconexas con este oficio— para alcanzar un éxito razonable.

Ya ves que lanzarse a esta aventura requiere de inversión, tenacidad y visión a largo plazo. Y de mucha paciencia hasta que cosechas los primeros resultados.

En resumen, pasan años desde el instante que decides ser masajista hasta que tienes tu propia consulta.

También te recomiendo que visites mi web inicial Paco Tantra, que fue con la que empecé, en 2010.

Candidatos a masajista

Me gusta conversar con profesionales formados que tienen una idea clara acerca de su oficio.

Si te apetece trabajar conmigo por la ventaja que aporta tener ya una plataforma de ventas y de clientes muy sólida, no tienes más que llamarme. Por teléfono y sin número oculto.

¡Estoy abierto a escucharte!

Ya sabes que no sólo realizo masajes terapéuticos, también un sinfín de estilos que nacen del masaje erótico gay.

El masaje más solicitado es el masaje desnudo. ¿Te apetece probarlo?

Nunca cierro las puertas a colaborar, así que ¡anímate!

Si deseas conversar acerca de tu vocación, contacta.

Por Paco

Me llamo Paco. Soy un masajista masculino especialista en masajes tántricos, prohibidos por su alta carga de morbo y secretismo. Mi discreción es total para protegerte. Disfrutar de un masaje prohibido puede ser una decisión apetecible, siempre tan legítima como placentera. ¡Te encantará!