Las escandalosas contraindicaciones del Tantra

Contraindicaciones del Tantra
Contraindicaciones del Tantra

Las contraindicaciones del Tantra son muy pocas. Aunque las hay.

Ah, ¿pero el Tantra tiene contraindicaciones?»

Sería poco honesto culturas o ignorarlas.

Para ser más precisos, en realidad son aspectos a tener en cuenta.

Así que, más que contraindicaciones, se trata de características que lo hacen poco recomendable a unas personas concretas. Pero lo que se dice daños, es imposible que un masaje de los míos cause ni heridas físicas ni emocionales.

Se trata de unos pocos factores que afectan únicamente a personas con preferencias muy específicas.

Siempre he creído que es mejor informar bien y prevenir antes que encontrar sorpresas. De modo que, antes de decidirte, comprueba que estás en el grupo de quienes lo disfrutan al máximo.

Porque desearlo es una forma de empezar a disfrutarlo.

Características del Tantra

El masaje tántrico es un tipo de experiencia muy especial. Porque aúna la espiritualidad con lo carnal. Es decir, el goce sexual con el goce de la comunicación más íntima y personal.

Aunque «a nadie le amarga un dulce», y así superamos las contraindicaciones del Tantra. Creo conveniente informar de ello. Porque existen rasgos que pueden no interesar a según qué personas.

El masaje Tantra tiene varios objetivos específicos. Son justamente lo que lo diferencia de otros masajes eróticos.

  • Consciencia del «aquí y ahora»
  • Comunicación íntima
  • Prolongación del placer
  • Control de la eyaculación
  • Pérdida de orientación en el tiempo
  • Orgasmos no genitales

Mientras para la mayoría de hombres estos son factores totalmente positivos. Pero existe quien no lo ve así. ¡Y tiene su lógica!

A menudo no es solo una cuestión de preferencias, sino de capacidades. Existen motivos psicológicos que desaconsejan el Tantra.

Contraindicaciones del Tantra

Existen hombres con rasgos o tendencias de hiper-kinesis o hiper-actividad. Se trata de personas con una sensación de ansiedad constante. Mientras para otros observadores son simplemente «gente nerviosa», para los especialistas son casos «de manual».

Resulta muy obvio que para estas personas la relajación del Tantra resulta un esfuerzo incómodo.

En resumen, estas son las personas para quienes el Tantra resulta especialmente difícil:

  • Hombres impacientes
  • Hiper cinéticos
  • Ansiosos extremos

El deseo de eyacular cuanto antes también les resulta irritante a quienes no deberían probar el masaje Tantra. Esta sería una de las contraindicaciones del Tantra. Precisamente porque retrasar la eyaculación es uno de los objetivos principales del masaje tántrico gay.

Sabiéndolo, podemos adaptarnos a tus repferencias. Quizá deseas probar y disfrutar de la multiorgasmia masculina.

El Tantra como terapia

He recibido a algunos hombres a quienes sus terapeutas o psicólogos les han recomendado el Tantra. En estos casos siempre es muy relevante que el receptor del masaje me informe acerca del objetivo terapéutico. En estos casos no existen contraindicaciones del Tantra sino todo lo contrario: el Tantra como receta terapéutica.

Mi coach me dice que tengo que aprender a desconectar mi mente. Porque mi ansiedad me impide disfrutar de la sensualidad».

«Para mí la actividad sexual es compulsiva. Necesito encontrar una forma nueva de afrontarla».

En estos casos debo planificar la sesión con una actitud diferente. Por eso es importante que me informes si este es tu caso.

Jamás es recomendable que te sientas obligado a ello. Afrontar el masaje tántrico como una obligación no es aconsejable. Aunque sea una recomendación de otro terapeuta.

De modo que otra de las contraindicaciones del Tantra es la voluntad adversa.

Porque el masaje Tantra es un oasis para el placer. Por consiguiente, es una sesión que debe desearse de forma genuina y voluntaria.

Si necesitas más información personalizada acerca del masaje erótico gay por favor llama. ¡Estaré encantado de atenderte!

Paco: 676648226

Sigue leyendo más sobre tantra gay en www.elmasajeprohibido.com y en Paco Tantra.

Por Paco

Me llamo Paco. Soy un masajista masculino especialista en masajes tántricos, prohibidos por su alta carga de morbo y secretismo. Mi discreción es total para protegerte. Disfrutar de un masaje prohibido puede ser una decisión apetecible, siempre tan legítima como placentera. ¡Te encantará!