Culpabilidad bisexual

Culpabilidad bisexual

No sé si engaño a mi mujer. Me preocupa esta culpabilidad bisexual porque tengo deseos que me atormentan.»

Culpabilidad bisexual

Muchos hombres casados y con hijos tienen una duda que les corroe. Bueno, seguramente más de una, pero la que nos ocupa tiene que ver con el contenido de este blog.

Se trata de hombres que no saben exactamente si definirse como bisexuales. Mientras una gran mayoría ya se ha puesto a prueba, otros están pendientes de vivir un pequeño «test». Según me han comentado, de esa prueba dependen muchas cosas. Muchas decisiones sobre el presente y que podrían cambiar el futuro.

¿Qué es peor, engañar a mi mujer o engañarme a mí mismo? Necesito saber qué me pasa y si mis fantasías responden a una realidad física.»

«Me siento muy atraído por otros hombres. Pero jamás me ha tocado uno. Además, quiero comprobar si tocar a un hombre —íntimamente— me produce la excitación que imagino».

Conviene aclarar que siempre he pensado que el tema a resolver no son las etiquetas. En el fondo las etiquetas son incapaces de definir o describir una persona.

Culpabilidad bisexual y masaje prohibido

El masaje prohibido o masaje entre hombres es una terapia totalmente segura. Tanto física como emocionalmente. En un masaje como los míos no hay riesgos en cuanto a salud, ni emocionales ni de ningún otro tipo.

Porque en un masaje conmigo el hombre bisexual jamás se expone a heridas emocionales. No existen vínculos emocionales entre un masajista y su cliente. O no deberían existir, aunque a largo plazo podrían establecerse. Es una cuestión de años, de química y de roce.

Aun no me ha ocurrido, pero podría ser que un hombre que se ponga a prueba llegue a la conclusión contraria. Es decir, que decide que estar desnudo junto a otro hombre no le produce la excitación que imaginaba. Esto puede ocurrir porque hay un tema muy relevante y que no goza de consciencia a nivel individual: los fetiches.

Culpabilidad bisexual y «mal menor»

Este cliente y amigo me sirvió su dilema en bandeja con una claridad meridiana:

Es que no sé si vivir engañándome. No sé cómo ni si puedo continuar así. Por eso necesito resolverlo. Ya sé que a mi mujer la engaño porque le oculto esta tendencia que siento últimamente. Me siento atraido por hombres y no se lo he dicho. Porque creo que la confundiría y la heriría innecesariamente. Pero sigo queriéndola. Diferente, pero la quiero».

Obviamente no tengo respuestas para estos dilemas. No intento convencer a nadie de que solicite una reserva para un masaje. Tampoco aseguro que sea una solución. Porque este proceso es totalmente individual y está solamente en las manos del hombre que siente estos deseos.

Entiendo que la indecisión es un momento cruel y a veces angustioso, pero resolverlo es asunto de cada cual.

Creo que si me decido a vivir esta experiencia contigo estoy dejando de engañar a una persona importante: a mí mismo. Ya no somos dos engañados sino solo mi mujer. En conjunto salimos ganando.»

Antes de terminar solo me queda recomendarte que leas la entrada masaje bisexual. Ahí te explico más detalles, ¡todos muy interesantes!

El alivio más sano

Solo puedo hacer que este hombre se sienta cómodo, bien y que disfrute durante nuestra sesión de masaje. Durante el masaje y después del masaje este hombre sabrá más claramente cómo se siente y podrá tomar decisiones acerca de cómo seguir viviendo su sexualidad.

No me siento culpable, Paco. Este masaje está siendo algo realmente excitante que me ha separado de la realidad. Tengo otra óptica, una vista de pájaro interesante. De verdad que en mi mente no queda nada del nerviosismo de cuando llegué a tu puerta. Ya ves que me he abandonado totalmente».

Por hoy vamos a dejar el tema aquí, porque nos hemos quedado en la superficie.

Es evidente que se puede profundizar mucho más.

Ante la duda, siempre recomiendo acudir a un terapeuta especializado.

Si tienes preguntas, comentarios o sugerencias, estaré encantado de escucharte y atenderte. Llámame y conversamos: 676 648 226

Visita otros contenidos exclusivos de mi web para más información. Por ejemplo, las preguntas frecuentes, o estos increíbles testimonios. ¿Qué aspectos critican más de mis masajes?

Pero no te pierdas estos relatos eróticos, ¿por qué tienen tanto éxito? ¿Se leen con una mano?

Precios de masaje

Encuentra junto con cada menú su descripción y los diferentes precios según la duración del masaje. ¡Tienes mucho para elegir!

Masaje Desnudo

Estimulación Prostática

Masaje Relajante

Finalmente, si deseas explorar servicios explícitamente sexuales te sugiero que visites estos escorts gay en Barcelona.

Por Paco

Me llamo Paco. Soy un masajista masculino especialista en masajes tántricos, prohibidos por su alta carga de morbo y secretismo. Mi discreción es total para protegerte. Disfrutar de un masaje prohibido puede ser una decisión apetecible, siempre tan legítima como placentera. ¡Te encantará!