Categorías
Estilo de vida gay

Flechazo de polla

Flechazo de polla es cuando te enamoras de una polla.

Pero ¿es posible enamorarse de una polla?

En cierta ocasión, durante un masaje, un cliente exclamó:

«Me he enamorado».

Pero no me miraba a la cara. Solo me miraba a la polla, y hablaba directamente a ella, como si el resto de mi cuerpo no existiera.

Así que sentí ese orgullo agridulce. Una parte de mí lo enloquecía, mientras ignoraba el resto de mi persona.

Enamorarse de una polla

Aunque tengo que reconocer que a mí me ha ocurrido lo mismo. Y en varias ocasiones.

De repente estás ante un pene que tiene una forma, una textura, incluso un olor, que te enamora.

Ese genital está ante ti como un órgano vivo e independiente. Parece mentira que no pueda existir por sí mismo, sin formar parte de un cuerpo.

Para muchos hombres gay el pene equivale a las manos, la nariz o las orejas. En el sentido en que podemos «leerlo». Su forma peculiar «nos habla» de su carácter, sus poderes y su capacidad de acompañarnos en la felicidad.

El «carácter» de una polla

Visto el pene sin el resto del hombre que lo acompaña, podemos extraer lecturas de todo tipo.

  • Es una polla egoista
  • Orgullosa por su gesto erguido
  • Retorcida por su curvatura
  • Milenaria como un árbol, por sus venas
  • Salvaje por el vello selvático que la oculta
  • Bipolar por ocultar su glande cuando está relajada
  • Irónica por su curvatura lateral
  • Tozuda por su curvatura hacia abajo
  • Severa por su rectitud
  • Infantil por su piel lisa y rosada
  • Domesticada por su «penecura»: de vello púbico cuidadosamente perfilado y con los testículos depilados

Dicen que recibimos la primera impresión de una persona través de su mirada. Mientras hay quien dice que primero mira a los zapatos.

A veces esa impresión queda superada cuando, ya desnudos, ves el pene de ese hombre. Y de repente esa persona es otra porque le atribuimos la lectura que hacemos de su polla.

No en vano también los llamamos «atributos». La polla y sus amigos inseparables, los testículos.

«Falofilia»

«Tú ves muchas pollas cada día. Debes de tener un master en «falología».

Justamente por esto me he visto capacitado para escribir solamente acerca de esa parte «tan pequeña» del hombre.

A veces se me ocurren paralelismos entre la forma de la nariz de una persona y su pene. Otras veces me asombran la forma, el tamaño y la orientación de sus orejas.

También escribí una entrada acerca de las distintas formas del pene.

El error de enamorarse

Evidentemente esta entrada tiene una lectura irónica. Espero que nadie lo tome en serio.

El «enamoramiento» que sufrió mi cliente le duró unos minutos, aunque ocurrió en 2013 y sigue acudiendo a mis servicios de masaje gay. Afortunadamente no solo le gusta mi polla sino todo lo que la acompaña. Y no solo mi físico sino mi capacidad de aportarle el disfrute y el placer que necesita.

Con esto solo deseo recordar la idea de que los enamoramientos adolescentes tienen esta característica.

Flechazo de polla

La «sinécdoque» o «el todo por una parte».

A veces nos enamoramos de una característica muy concreta y especial de una persona. Pero esa persona tiene muchas más dimensiones. Con frecuencia éstas se conocen y descubren con el devenir del tiempo y el trato continuado.

¿Te gustó la primera impresión? ¿Te gustó su polla? Posiblemente sea un punto de partida para conocerlo más y mejor.

Flechazo de polla

Aunque quizá concluyas que su polla tiene una personalidad distinta, justo la que tú deseabas que tuviera.

Si deseas hablar acerca de esto o de mis servicios de masaje, la sabes: contáctame.

También pegues seguir leyendo en mi web clásica www.pacotantra.com

Por Paco

Me llamo Paco. Soy un masajista masculino especialista en masajes prohibidos por su alta carga de morbo y secretismo. Mi discreción es total para protegerte. Disfrutar de un masaje prohibido puede ser una decisión difícil, pero es tan legítima como placentera. ¡te encantará!