Categorías
Masaje Tantra

Las 5 mentiras del Tantra

Las 5 mentiras del Tantra, por no mencionar más. Porque el Tantra está rodeado de rumores. Rumores fácilmente calificables como leyendas urbanas.

No es que el Tantra incluya mentiras. Con frecuencia se trata de hechos que se le atribuyen al Tantra de forma errónea.

Para decidir si deseas vivir un masaje Tantra o el sexo tántrico es conveniente que conozcas también «lo que no es el Tantra».

Así que, si lo deseas, hablemos claramente y sin rodeos.

Las 5 mentiras del Tantra

El Tantra como forma de comunicación sexual y después como masaje erótico se puso de moda en los años 80. Las culturas «new Age» y «New World» se nutrieron de disciplinas orientales hasta entonces desconocidas. A algunas se las desproveyó de su misterio mientras a otras se les cargaron las tintas con más secretos, más misterio y más enigma.

La cuestión quizá no era confundir, aunque la confusión se ha demostrado rentable. Muchas veces es una cuestión simplemente de marketing. ¡El negocio es el negocio!

Vamos a desgranar las 5 mentiras del Tantra más extendidas e importantes.

«Con el Tantra alcanzas la iluminación»

El Tantra es una parte del Budismo, ni es un subconjunto ni tampoco está disconexo del Hinduismo. Los estudiosos de ambas religiones conocen los detalles mejor que yo.

Esta idea de la iluminación está tan extendida que en cierta ocasión un cliente me dijo:

«Me interesa el Tantra. Deseo alcanzar la iluminación».

Tras informarle acerca de las sesiones de masajes de una hora, 90 minutos, dos horas e incluso acerca de un planning de sesiones a largo plazo este chico me respondió:

«Con media hora será suficiente».

Es de sentido común que la iluminación entendida en términos budistas —y cualquier otro tipo de iluminación espiritual— no se alcanza en media hora. Ni tampoco se compra.

La iluminación es un camino que no termina jamás. Por si hay quienes se lo estén preguntando en este momento: no soy un iluminado. Soy un profesional del masaje erótico.

«El masaje Tantra equivale a sexo anal»

Es otro mito el confundir el sexo anal con el chakra número 1 de la conexión de nuestro ser con la Tierra. La estimulación del esfínter, del ano y de la próstata sí forma parte de algunos masajes Tantra. Consecuentemente, el sexo anal no se practica nunca en el contexto de un masaje. Entre otras cosas, porque el masaje nunca contiene sexo.

Existen «parejas tántricas» que exploran el sexo anal como una forma más de intimidad. El sexo anal es una expresión más de la comunicación íntima, pero no es imprescindible en ningún masaje Tantra. Simplemente hace falta remitirse al significado de la palabra «masaje».

«Para ser masajista tántrico hay que ser Budista»

El Tantra, especialmente en el entorno profesional del masaje, es un conjunto muy rico de técnicas, de actitudes y de conocimientos. Yo soy contrario a toda obligación de abrazar ninguna religión para el ejercicio de una profesión determinada.

Creo en la libertad de credo religioso e ideológico de cada individuo. Jamás intentaría influir en ninguna persona para que memorizara Mantras ni libros de texto de ningún tipo.

Conmigo eres libre. Siempre. Te acepto tal como eres y no deseo cambiarte en ningún aspecto. El único objetivo de mis masajes es tu placer. Si además el placer te aporta sanción emocional, mucho mejor.

«El masaje Tantra es tan espiritual que no se eyacula»

Algunos clientes me preguntan cómo se consigue «eyacular hacia adentro». La confusión en este terreno es máxima. Pueden alcanzarse «orgasmos interiores» sin eyaculación, también llamados «orgasmos secos». Pero el semen nunca puede dirigirse «hacia adentro».

De tofos modos, es de sentido común que el orgasmo y la eyaculación no tienen por qué ir siempre juntos.

La espiritualidad no está reñida con el placer terrenal, sensual y sexual. Este es quizá el mensaje más valioso del Tantra. Mientras la mayoría de las religiones castigan, demonizan y castigan el placer, el Tantra lo abraza como una expresión de humanidad y de comunión con lo sublime. Llámese divino, cósmico o universal.

Además, entiendo la espiritualidad como forma de paz, de no violencia, de respeto mutuo. Así pues, se trata de que nuestra capacidad de comunicación sirva para ejercer una influencia positiva en nuestras vidas.

La eyaculación y el orgasmo son una realidad natural en nuestro cuerpo y en nuestros deseos y forman parte de nuestras relaciones interpersonales.

De modo que eyacular es algo totalmente natural, común a todos los mamíferos.

«Es necesario formar parte de una secta para iniciarse en el Tantra»

Para disfrutar del Tantra no hace falta iniciación. Solamente el deseo de vivir un momento de placer.

La libertad de cada persona llega tan lejos que hay algunas que deciden someterse a la tiranía de gurús, de «maestros espirituales» o «maestros tántricos». ¡Aunque no hace falta!

Finalmente, para disfrutar de un masaje Tantra erótico no hacen falta ni conocimientos previos ni tampoco memorizar frases ni mantras.

Es objetivo del masaje Tantra es el disfrute sublime del placer sensual.

Estas son 5 mentiras del Tantra, aunque hay más. Si te quedan dudas o tienes sugerencias, llámame. ¡Estaré encantado de atenderte!

Paco: 676 648 226

Sigue explorando mi web: www.elmasajeprohibido.com

Por Paco

Me llamo Paco. Soy un masajista masculino especialista en masajes prohibidos por su alta carga de morbo y secretismo. Mi discreción es total para protegerte. Disfrutar de un masaje prohibido puede ser una decisión difícil, pero es tan legítima como placentera. ¡te encantará!

Deja una respuesta