Categorías
Estilo de vida gay

Masaje brasileño es como lanzarse desde Alto do Joá hasta la playa del Pepino

El masaje Brasileño es una opción especial. Voy a explicarlo en el contexto de las prisas y la calidad de tiempo.

Por cierto, el «Alto do Joá» es un barrio cercano a la «Pedra da Gávea» desde donde estridencia lanzarse en parapente.

Y la «Praia do Pepino» es la playa que se vislumbra desde ahí y donde muchos acaban aterrizando.

Aventura, adrenalina, y una experiencia única. Exactamente como el masaje que te propongo.

Como ya sabes, en Brasil la forma de vida más habitual es la de tomarse su tiempo. ¡Lo cual no está reñido con la eficacia! Esta idea Europea de la rapidez y la eficacia se demuestra falsa para algunos aspectos de nuestra vida —no para todos.

Para empezar, calidad y prisa son dos conceptos que frecuentemente se excluyen el uno al otro.

Los procesos, productos y servicios que normalmente requieren de un tiempo, sobre todo si no son industriales, no pueden resumirse o acelerarse tanto como quisiéramos. Y lo que deseamos siempre es lo instantáneo.

Podemos encontrar ejemplos como la comida congelada. Un plato como una paella, que requiere de un sofrito y después de una cocción a fuego lento de unos 20 minutos, no tiene nada que ver en su «versión» de micro-ondas.

Una ensalada envasada tampoco puede ofrecer el mismo grado de frescura que cuando compramos los vegetales en un mercado donde todo acaba de llegar directamente del huerto.

¿Por qué calidad y prisa?

El tema de calidad y prisa me atañe en varios aspectos del masaje gay.

Tanto como la experiencia del masaje en sí misma, que es muy distinta si dura 90 minutos que cuando el cliente la quiere en 45.

También en el aspecto de las prisas que tienen algunos clientes en ser atendidos.

¿Puedo venir ya?

Con frecuencia estoy terminando o a punto de empezar una sesión con reserva previa. Muchas personas creen que estoy permanentemente disponible y que no atiendo nunca a nadie más, idea difícilmente compatible con el hecho de vivir profesionalmente de mi trabajo. Al igual que un dentista, un abogado o un arquitecto, tengo una agenda con reservas apuntadas.

Porque afortunadamente existe una gran proporción de gente previsora.

Al igual que puedes prever cuándo vas a tener hambre y reservas mesa en un restaurante, el masaje tantra funciona de forma análoga. Con horas de antelación e incluso días.

Sabes que el viernes por la tarde vas a tener un par de horas libres, así que las reservas y te aseguras de que podrás disfrutar de esta experiencia única.

Tantra y «mindfulness»

Disfrutar del proceso como se disfruta de un buen plato, de un paseo o incluso de la compañía de una persona es algo que todos reconocemos como un privilegio especial.

Más hoy en día, cuando las prisas parecen formar parte de la normalidad.

Justamente el masaje Tantra y el masaje Brasileño trabajan a favor de la idea del disfrute sin pensar en el tiempo.

Mindfulness y masaje Brasileño

Como seguramente ya sabes, el «mindfulness» consiste en poner tu mente al servicio de este momento, y tu atención plena en lo que estás haciendo.

  • El momento presente
  • Atención total en lo que haces
  • Descartar cualquier otra idea o actividad
  • Disfrute

Tras el disfrute del masaje, o de cualquier otra cosa que te propongas, tu atención puede volver a las varias cosas que ya tenías «in mente» antes.

Te aseguro que esta atención plena te aporta más satisfacción, más placer y una sensación de plenitud mucho mayor.

Masaje Brasileño

Así pues, el masaje Brasileño consiste en dejarte llevar desconectando tu atención del reloj, de la velocidad del tiempo o de las otras cosas que tengas planeadas para el futuro inmediato, para esta semana o más lejano.

Así como existe una idea extendida de que el Tantra es algo muy espiritual, en el masaje Brasileño esta espiritualidad y este «mindfulness» se acompañan de una sensualidad exquisita, llena de morbo. Con este masaje alcanzas una excitación fuera de lo normal, mucho más elevada.

Ni que decir tiene que tu satisfacción alcanza niveles desconocidos anteriormente.

¿Quiénes son los masajistas más adecuados para este masaje Brasileño?

Paco

Paco vivió en Brasil, justo donde se inició profesionalmente en el masaje Tantra. Su poder de «mindfulness» hace de sus sesiones de dos horas un instante veloz pero de significado profundo en tu vida.

Paco te ofrece desde el masaje relajante hasta el masaje desnudo de dos horas, su «pack» más apreciado.

Benito

Benito es brasileño de nacimiento, y es extremadamente experto en muchos tipos de masajes, los más subidos de todo. A Benito le encanta combinar técnicas como el sexo oral, que incluimos en el masaje Tantra Fusión.

Victor

También nativo de Brasil, Victor no solo emplea técnicas de masaje super excitantes. También sabe combinar la belleza inigualable de su cuerpo de nadador con su dotación tan especial para transportarte pro encima de las nubes.

Victor es ideal para el masaje desnudo de 90 minutos.

Leo

Leo es muy experto en Tantra, y a pesar de ser un chico muy vital y optimista, es capaz de concentrarse para proporcionarte una sesión tan larga como tú lo desees. Su menú más solicitado es el masaje desnudo de 60 minutos.

Conclusiones del masaje brasileño

Ya imaginas que cualquiera de los masajistas es una elección segura y acertada. De hecho, la mayoría de nuestros clientes suelen probar varios masajistas a lo largo del tiempo. Siempre hay uno con quien encajas mejor, tanto por preferencias físicas como por química personal.

Seguro que el masaje Brasileño que disfrutes con nosotros te llevará a límites desconocidos de satisfacción.

Paco me dio este masaje Brasileño. Es el placer «a fuego lento», ¡una tortura tántrica de los más sublime!

Encuentra más testimonios acerca de nuestros masajes.

Contacta con nosotros ¡y disfruta!

Por Paco

Me llamo Paco. Soy un masajista masculino especialista en masajes prohibidos por su alta carga de morbo y secretismo. Mi discreción es total para protegerte. Disfrutar de un masaje prohibido puede ser una decisión difícil, pero es tan legítima como placentera. ¡te encantará!