Categorías
masaje secreto

Masaje en día de lluvia

El masaje con lluvia es quizá más especial para nostálgicos y románticos empedernidos.

Mientras las gotas de lluvia repiquetean en los cristales y el cielo está plomizo. Pero dentro de la habitación del masaje las velas encendidas dan el calor que necesitas para el disfrute.

La temperatura perfecta, el incienso, la música. Por supuesto, la compañía que más deseas.

¿Te animas?

Masaje con lluvia

Así es, tengo clientes a quienes los días de lluvia les ponen nostálgicos. ¡O cachondos! Y ambas cosas.

Depende de cada cual.

«Me acuerdo de aquel novio que tenía y que me dejó. Se despidió de mí un día de noviembre. Llovía. Nunca antes había logrado entender la tristeza de la lluvia. Ni en películas ni en novelas. Desde ese día la lluvia es para mí como un llanto».

Porque cuando se vive algo en primera persona, el significado de esa experiencia se incorpora a la historia de tu vida, es decir, a tu «yo»más íntimo.

«El sonido de la lluvia me excita. Me pongo cachondo y lo primero que pienso es en un masaje morboso. Así que te llamo deprisa, antes de que deje de llover».

A veces la lluvia dura poco. Pero en el mes de noviembre suele durar toda la tarde.

«La lluvia me evoca lo pasajero de la vida. Durante la lluvia todo es tristeza, oscuridad. Parece como que no hay futuro. Una vez ha terminado te das cuenta de que todo era mentira. En realidad todo sigue igual, el sol brilla de nuevo, las calles brillan y vuelven a llenarse de vida».

«‘Tristeza não tem fim, felicidade sim’. Y lo mismo podría decirse de la lluvia. Siempre termina, para bien o para mal».

Masaje con lluvia y erotismo

Para algunos hombres la lluvia significa tener que quedarse encerrados en casa. El sonido de las gotas despierta la atención e impide concentrarse en la televisión. Ni siquiera en la lectura.

«Me encuentro vagando por la casa sin saber qué hacer. Cuando me paro a pensar, me doy cuenta de que estoy cachondo. Me toco el paquete, se me pone la polla morcillona. En realidad me apetece una paja. ¿Una paja? Creo que no. Solo, no. Entonces me doy cuenta de que lo que me apetece en realidad es que alguien venga a verme. Necesito el toque mutuo, el morbo y el compartir este momento de excitación absurda».

Masaje a domicilio

Así que este es el momento de llamarme. Sabes que la lluvia te excita y que puedes aprovecharlo antes de que escampe.

Ya sabes que puedo venir a darte tu masaje a domicilio. Elige mi mejor masaje, el masaje desnudo, y tendrás el placer de saborear el erotismo entre dos hombres.

Hombre a hombre, gota a gota. El placer extremo. El masaje desnudo es el que más apetece.

Reserva tu masaje

¡Ya ves que es muy fácil! Simplemente llama y comprueba si aún estoy disponible.

Paco: 676648226

Sigue explorando mi web www.elmasajeprohibido.com pero no te limites a la lectura. ¡Vívelo!

Si deseas un servicio más explícito por favor visita a Matt o a Leo.

Por Paco

Me llamo Paco. Soy un masajista masculino especialista en masajes prohibidos por su alta carga de morbo y secretismo. Mi discreción es total para protegerte. Disfrutar de un masaje prohibido puede ser una decisión difícil, pero es tan legítima como placentera. ¡te encantará!