El nuevo masaje erótico gay

Masaje erótico gay
Masaje erótico gay

El masaje erótico gay es un masaje muy especial. Porque va más allá del masaje convencional… ¿en qué aspectos?

Como ya imaginas, cada uno de estos aspectos es un factor y una razón más para disfrutarlo.

Masaje erótico gay

Descubrir este masaje erótico gay es descubrir otra dimensión en el masaje. Especialmente en cuanto al placer físico y sexual. Aunque mi masaje erótico gay no tiene comparación con el masaje terapéutico ni con el sexo. Porque es un mundo que abraza lo mejor del masaje y lo mejor del sexo.

De modo que solo tiene ventajas y factores positivos.

¿Por qué deberías probar el masaje erótico gay?

Hay tantos motivos como personas. Muchos se deciden a probarlo porque han oído hablar de ello y les da morbo. Otros lo descubren cuando lo ven en una película, una serie de televisión o por comentarios de sus amigos.

¡Pero hay más razones!

1. Porque nunca lo has probado

Las experiencias nuevas siempre son un estímulo. Todo lo nuevo apetece, pero si además es una fuente de placer, de bienestar y de crecimiento personal, aún mejor. Probar cosas nuevas como el masaje erótico gay aporta cultura y recursos de todo tipo. En concreto, desde recursos emocionales hasta destrezas sociales.

2. Porque da morbo

Hay muchas cosas en la vida diaria que nos dan morbo. Porque hay quien se excita imaginando actos íntimos con compañeros de trabajo. También hay quien observa los camareros mientras come en un restaurante. O quienes están en redes sociales espiando perfiles de hombres atractivos. Finalmente, hay quienes se excitan en el metro observando las miradas o los atributos físicos de los otros viajeros.

Y hay quien se excita durante un masaje terapéutico. Pero el masajista terapéutico nunca sobrepasa sus límites profesionales, y todo queda en mera fantasía.

El masaje erótico gay es otra experiencia muy morbosa. Llámalo morbo entre hombres. Porque desata el deseo, explora la sensación de deseo sexual. Al mismo tiempo la realiza y la satisface.

3. Porque se parece al sexo

El masaje erótico gay se acerca mucho al sexo. Porque si lo deseas y llegas a este grado de excitación, puedes alcanzar el orgasmo y eyacular.

¿Es más que sexo?

Sí porque el masaje erótico gay dura más tiempo. También te mantiene en un nivel de excitación constante muy elevado. Finalmente consigues una eyaculación más abundante de lo normal. Y más prolongada. El masaje tantra gay logra una satisfacción sexual más profunda.

Recientemente escribí sobre semen abundante.

4. Porque es emocionalmente seguro

El afecto, la ternura, la dulzura y la seguridad emocional son aspectos relevantes para muchas personas. Especialmente para quienes desean evitar los servicios sexuales de chaperos o escorts. El sexo a saco no es lo que desean.

Sí, el masaje sensual aporta un grado de intimidad personal muy agradable. Siempre es totalmente seguro porque carece de ningún tipo de riesgo. La calma, la seguridad y el bienestar en el contexto de un masaje hacen de él una experiencia positiva. Algo que frecuentemente apetece repetir.

5. Porque ya lo probaste

Muchos hombres heterosexuales, hombres bisexuales y gays ya han probado este tipo de masaje erótico gay. Y repiten porque les ha parecido una experiencia fabulosa, muy especial e incomparable con nada más —ni siquiera con el sexo.

6. El masaje erótico gay y la ternura

Te puede parecer sorprendente, pero muchos de mis clientes me comentan que, encima de tener poco sexo con sus parejas, les falta algo muy especial: la ternura.

Resulta increíble que entre las parejas haya poca ternura —a veces ninguna. Para mí, la ternura es la máxima expresión —y la mínima necesaria— para expresar el afecto, la complicidad y el compromiso vital.

Una diferencia cualitativa abismal entre la implicación cero que dan otros y el masaje que puedo ofrecerte es justamente el nivel de atención constante tan propio de mí.

7. Satisfacción sexual y masaje erótico gay

Así como puede haber poca ternura entre las parejas, en algunos casos el sexo no resulta satisfactorio. No importa si hay mucho o poco sexo, porque el tema no va de cantidad. Sino de calidad.

Mis masajes tántricos no solo te aportan la ternura y la complicidad, sino la intensidad pasional del morbo, el tiempo prolongado de disfrute, y la satisfacción sexual que te aporta la experiencia. Especialmente si eliges el Masaje Tantra Fusión, el más solicitado desde que lo incluí en mío carta de masajes.

Más motivos para descubrir el masaje erótico gay

8. La seguridad

En todos los aspectos. Desde el punto de vista sanitario, higiénico y —cómo no— emocional.

A menudo me visitan hombres heterosexuales que necesitan explorar una curiosidad cada vez más acuciante. Desean estar desnudos en presencia de otro hombre. Verlo, ser vistos, tocarlo, ser tocados.

Intuyen que será un momento excitante, pero no quieren arriesgarse a un encuentro sexual. Necesitan sentirse seguros y a salvo de un momento excesivamente sexual, o que dé por sentado que se van a realizar prácticas que ellos no desean —de entrada.

Es pues una cuestión de cautela, que exige una menor velocidad, una actitud de exploración y de complicidad. Estoy pendiente de sus pasos, de su propio ritmo, que respeto en todo momento.

Curiosamente mis clientes heterosexuales son los hombres más agradecidos. Muchos de ellos vuelven para seguir explorando. Al cabo de un tiempo «se echan a volar solos» porque han ganado la seguridad de saber cómo interactuar con otro hombre.

Nunca es como contigo. Aunque otros hombres me den sexo «hasta el final», contigo vivo mi sexualidad de una forma mucho más completa, satisfactoria y cómplice. Contigo disfruto de verdad. Pensaba que el sexo entre hombres era como tus masajes, pero lamentablemente solo es.»

Si deseas repetirlo conmigo o necesitas descubrir esta nueva experiencia solo tienes que contactarme. Estaré encantado de resolver todas tus preguntas y de atender tus sugerencias.

Llámame: 676 648 226 — Paco.

Sigue visitando mi web para más información:

Precios de masaje —¡calidad y erotismo máximos!

Preguntas frecuentes —¡alucinantes!

Testimonios sobre el masaje —¡estos clientes están locos!

Relatos eróticos —¡para leer con una mano!

También puedes ahondar más en el Tantra visitando Paco Tantra.

¡Nos vemos!

Por Paco

Me llamo Paco. Soy un masajista masculino especialista en masajes tántricos, prohibidos por su alta carga de morbo y secretismo. Mi discreción es total para protegerte. Disfrutar de un masaje prohibido puede ser una decisión apetecible, siempre tan legítima como placentera. ¡Te encantará!