Masaje fin de pareja, un homenaje a ti mismo y una forma de pasar página. Toma la iniciativa y termina con el sufrimiento de la ruptura.

Suena fácil, aunque todos sabemos que no lo es.

Sin embargo, hay que poner un poco de esfuerzo porque con voluntad se consigue casi todo.

La importancia de la pareja

Para muchas personas, y sobre todo para quienes viven una relación de pareja, ésta, la pareja, es una de las cosas más relevantes de su vida. Más importante que el trabajo, la familia o los amigos. Porque la pareja suele ser el eje social y emocional alrededor del cual gravita todo lo demás.

Justamente para estas personas el tema de la instatisfacción sexual es de los más peliagudos. Que conste que no menciono ni explico nada más que lo que me comentan mis clientes cuando tienen sus momentos de confesión.

Me considero defensor del concepto de pareja y también de la individualidad. Sin individualidad la pareja no tendría sentido.

Es curioso que la pareja aun cumple la antigua función de «asegurarnos el sexo de calidad». Aunque muchas veces acaba llevándonos a todo lo contrario.

El eterno «sí pero» de la pareja

«Mi novio es lo más importante de mi vida. Lo quiero con mi vida. Pero necesito esta escapada contigo porque no es sexo, no le soy infiel y además así la pareja puede seguir adelante».

A la pregunta de «qué diría tu novio si supiera que estás aquí» responden invariablemente «si se entera me mata«.

El masaje prohibido es un masaje secreto

El masaje prohibido es, pues, un masaje secreto. Aunque no represente una infidelidad sexual sí es un cierto tipo de deslealtad. El propio hecho de no tratarse el asunto con la pareja constituye un indicio de lo conflictivo que puede ser este tema.

Masaje fin de pareja y terapias

Los terapeutas de pareja suelen decir «cuando en una pareja falla algo, lo que sea, es momento de terminarla. Por el bien de la evolución individual de cada uno». Pero antes que terminar es necesario el momento de hablar, de comunicarse sin reproches, exponiéndonos de un modo franco y transparente, asumiendo nuestras propias culpas.

Afrontar esta idea del diálogo honesto es muy difícil para la mayoría. A veces significa confesar hechos hirientes. De otro modo, muchas cosas no se entenderían. Hablo por experiencia propia.

Esta fase de poner sobre la mesa lo que falla, lo que se desea pero no se tiene o nunca llega, es más que necesaria imprescindible. Quizá es el momento de reconocer que los horizontes y los caminos han cambiado. Hubo momentos preciosos de coincidencia, pero la vida es cruel y separa los caminos de las personas.

«Adoro a mi marido, aunque no tenemos sexo».

Masaje fin de pareja porque «no hay sexo»

Los motivos por los cuales no existe sexo en una relación de pareja son muy distintos en cada caso. Van desde el aburrimiento hasta la evolución personal de cada uno en direcciones y parafilias sexuales distintas.

Otros motivos como problemas familiares, laborales y de salud contribuyen a complicar el panorama que puede hacer que a una pareja le falten estímulos sexuales y la comunicación. Que es todo lo que requiere la vida sexual plena y sana.

«Vengo a ti porque, aunque lo quiero mucho, no me da lo que necesito».

Me fijé en el detalle que siempre empezamos pensando en «cuánto me quiere él a mí». Y no al revés. Deberíamos plantearnos cuánto queremos a nuestra pareja y si el amor es lo suficientemente robusto e incondicional para soportar la ausencia de sexo en la pareja.

Masaje fin de pareja

Si te estás planteando el Masaje fin de pareja es posible que te vaya bien conversar conmigo. Encuentra tu momento ideal de calma y serenidad y llámame. Posiblemente encontremos una forma para que disfrutes tu Masaje fin de pareja.

Sigue explorando mi web en www.elmasajeprohibido.com

Paco: 676 648 226

¡Un abrazo!

También te invito a explorar mi web clásica www.pacotantra.com

Publicado por Paco

Me llamo Paco. Soy un masajista masculino especialista en masajes prohibidos por su alta carga de morbo y secretismo. Mi discreción es total para protegerte. Disfrutar de un masaje prohibido puede ser una decisión difícil, pero es tan legítima como placentera. ¡te encantará!

Deja un comentario