Masaje genital

Masaje genital
Masaje genital

El masaje genital es uno de los estilos de masaje más deseados entre los hombres. Y permitirse un masaje genital o masaje lingam es un placer al alcance de todos.

Qué es el masaje genital

El masaje genital es una experiencia de morbo que roza el sexo, muy reservada y privada entre hombres.

Es el momento de descubrirlo en Barcelona, en tu hotel o en mi estudio de masaje totalmente legal, elegante y discreto. Justo en el centro de Barcelona. En el centro-centro, no en barrios alejados.

El masaje genital no es sexo

El masaje genital no se considera un acto sexual. No incluye penetración ni sexo oral. El masaje por fedinición se limita al uso de las manos y del cuerpo. Así, se excluye el empleo de la boca y de las partes más íntimas del masajista. ¿Siempre?

No, porque quienes insisten en el sexo oral ¡tienen una opción a medida! Comprueba el Tantra Fusión, ¡seguro que colma tus fantasías más secretas!

El masaje genital con morbo

Mi especialidad es atender a hombres que desean vivir una experiencia morbosa. Al límite del sexo, pero sintiéndose seguros en todos los aspectos. Es lo que llamamos también morbo entre hombres.

Para ello, quiero garantizarte varias cosas. Para tu tranquilidad en todos los aspectos.

Seguridad en la higiene

Seguridad en la higiene: mi trabajo tiene un nivel altísimo en calidad de masaje, en higiene y en profesionalidad.

Porque sé que para la mayoría de mis clientes la higiene es una prioridad. Higiene en todos los aspectos. La mía propia, la de mi trabajo, y también el respeto por la tuya. Además, la higiene es una prioridad en mi estudio de masaje.

«Tu estudio huele a limpio. Además empleas un ambientador de melocotón. Lo prefiero a ese incienso tan cargante que usan otros masajistas tántricos, y que al final raya mazo».

Seguridad emocional

Porque no hace falta arriesgarse. Ni a vivir experiencias traumáticas, zafias, groseras ni que te arrojen al tormento de los remordimientos. Muchos escorts o chaperos dicen ser masajistas. Aunque son capaces de arrastrarte a una situación que sobrepasa tus deseos y tus límites. No porque tengan el deseo de hacerlo sino porque es lo que muchos homosexuales les piden. Los chaperos suelen trabajar en modo «piloto automático».

Conmigo no solo te sentirás seguro. Estarás seguro de verdad. Porque siempre respetaré tus límites.

Seguridad en la discreción

No atiendo en lugares ni sospechosos ni de mala fama. Cuando acudas a mi centro de masaje verás que es un piso noble recientemente reformado. Totalmente cuidado, limpio, que huele a fresco y donde te sentirás a gusto. En el mismísimo centro de Barcelona. Literalmente. A minutos de la Plaça Catalunya.

Prueba el masaje genital masculino

Soy un hombre y atiendo a hombres. A diferencia de muchos gays, soy masculino, no me depilo las cejas ni visto de manera llamativa ni extremada. Aunque nadie te verá en público conmigo, me comporto como un hombre. Es lo que soy.

¿Qué desean la mayoría de los hombres que desean ser atendidos por un hombre? Pues justamente esto: ser atendido por un hombre de verdad.

Permíteme que haga cierto hincapié en este aspecto. Precisamente porque a ojos de algunos esta observación sea políticamente incorrecta. También hay quienes lo califican de «homofobia interiorizada». El simple hecho de preferir un hombre masculino puede resultar un desprecio a los hombres afeminados. Es un tema de género que despierta debates encendidos.

Para mí lo que cuenta es la preferencia personal, no los prejuicios de género o de rol.

Aunque no «compres el masajista», porque contratas sus servicios por un tiempo determinado. Seguramente deseas que cumpla unos requisitos estéticos que te complazcan y que se ajusten a tus preferencias. ¡Estás en tu derecho!

Si deseas saber más sobre masaje genital por favor visita mi web: www.pacotantra.com o llámame: 676 648 226

Precios

Masaje Desnudo

Estimulación Prostática

Masaje Relajante

¡Un abrazo y nos vemos pronto en Barcelona!

Por Paco

Me llamo Paco. Soy un masajista masculino especialista en masajes prohibidos por su alta carga de morbo y secretismo. Mi discreción es total para protegerte. Disfrutar de un masaje prohibido puede ser una decisión difícil, pero es tan legítima como placentera. ¡te encantará!