El masaje lingam gay Tantra fue la entrada anterior, en la que hablaba acerca de diversas técnicas. También mencionamos el masaje del glande, el delicioso masaje testicular y la estimulación de otros puntos de la anatomía genital masculina.

Además expliqué algunas diferencias. Como por ejemplo que el masaje lingam no equivale a masturbación.

Es mucho más ya que abarca presiones en puntos concretos y agarres diferentes. Consecuentemente, un tiempo más prolongado de placer. Es decir, todo lo que la masturbación doméstica no alcanza a aportarte.

Además, el factor de que lo realice un profesional te garantiza un mayor placer. ¡O llámalo morbo entre hombres!

«Mi pareja no me dedica el tiempo que necesito. Él intenta hacerlo todo en un plis-plas. Es como si se quitara de encima una obligación».

Objetivos del masaje lingam gay Tantra

El masaje lingam gay permite un placer sexual gradual, desde suave a muy intenso. Normalmente en una sesión que dura más tiempo que la simple masturbación «de descarga». Pero el masaje lingam gay es mucho más que eso.

El masaje lingam gay sirve para conseguir una relajación prolongada. También una desconexión de la mente que logra un oasis o una burbuja. Es así como desaparecen las preocupaciones de la vida diaria.

Esta relajación a veces se disfruta con los ojos cerrados. Mientras otras veces observando las evoluciones del masajista. Esto también constituye todo un placer visual.

Dejarse hacer es un privilegio. A muchos hombres les encanta masturbarse, notar la presión de su propia mano alrededor de su pene. Para otro muchos es un placer que sea otra persona quien lleve las riendas. De este modo puede provocar toda una gama de sensaciones placenteras que te toman por sorpresa.

El objetivo final no es el orgasmo, sino el disfrute minuto a minuto.

A veces incluso el miedo a eyacular forma parte de la emoción del momento.

El masaje lingam gay Tantra se propone aportarte un disfrute más prolongado, controlando la eyaculación. Aunque en realidad el masaje limgam gay, en el contexto de la magia Tantra, intenta evitarla. Así se despierta todo esto:

  • La energía sexual
  • La conciencia del placer
  • La conciencia del propio cuerpo
  • El disfrute de tu propia masculinidad rampante
  • La conciencia del propio pene

¿Te atreves a descubrirlo?

Fases de estimulación del masaje lingam gay

El masaje lingam gay tiene varias fases de estimulación. Pasarás por cada una de ellas pensando que el placer ya es el máximo y que no puede superarse. Pero sí se puede. Caes es una pendiente cada vez más y más inclinada que te abocará al placer más abundante e irremediable.

Descubrirás primero el placer dulce. Puede que aún no estés totalmente erecto, y sientas un cosquilleo leve. El masaje lingam también trabaja la zona púbica y los testículos, ejerciendo presiones leves, localizadas, suaves y muy placenteras.

Masaje lingam gay Tantra y erección rocosa

Luego el placer de sentir una erección muy rocosa y poderosa. Cuando parece que las venas de tu pene van a estallar. Es el momento en que el riego sanguíneo del pene es el máximo. Es cuando el corazón bombea más sangre y con mayor intensidad, provocando así esta dureza extrema.

En este momento la estimulación del glande es la clave. Otros puntos como la raiz del pene admiten presiones y trabajos con el pulgar. Éstas refuerzan más si cabe esta sensación de rocosidad y dureza. Muchos hombres contemplan su propio pene como la máxima expresión de la gloria masculina. Rampante, rojo y bien irrigado de sangre, henchido de placer. Es decir, pulsando con los bombeos de tu propio corazón. Un homenaje a la virilidad.

Masaje lingam gay y excitación máxima

Existe una fase más o menos «a mitad de camino», el llamado placer intermedio. Consiste en el momento en el que decides que deseas controlar la eyaculación. Para así disfrutar más tiempo. Finalmente el placer de la urgencia, cuando el orgasmo y la eyaculación son inminentes. Cuando sabes que no vas a poder frenarlos porque te dominan a ti.

Masaje lingam gay y eyaculación

¿Qué ocurre cuando llega la eyaculación, tras estimularte durante un mínimo de 45 minutos? Aunque el tiempo ideal de 60 minutos. La secreción de semen es de una abundancia sobrecogedora. Más y más chorros de tu propio semen te sorprenderán. Hay personas que reciben su propio semen en la cara o pasando por encima de sus cabezas.

Hay quienes comentan que su semen es más espeso y más blanco. Seguramente gracias al tiempo prolongado de estimulación sexual.

Paco: 676 648 226

Visita mi web de Tantra profesional para más información.

En la próxima entrada hablaré acerca de los objetivos del masaje lingam gay. ¡Te espero!

Precios

Masaje Desnudo

Estimulación Prostática

Masaje Relajante

Publicado por Paco

Me llamo Paco. Soy un masajista masculino especialista en masajes prohibidos por su alta carga de morbo y secretismo. Mi discreción es total para protegerte. Disfrutar de un masaje prohibido puede ser una decisión difícil, pero es tan legítima como placentera. ¡te encantará!

This site is protected by wp-copyrightpro.com