El nuevo masaje normal que no lo es tanto

Masaje normal
Masaje normal

¿Es el masaje normal como experiencia o es algo que valoramos como un hecho aislado y especial?

A pesar de ser algo tan conocido por todos, sigue siendo una experiencia aislada. Consecuentemente, algo que se celebra mucho. ¡Y eso no es malo!

Es curioso como algo tan normal puede ser tan especial al mismo tiempo.

¿Exploramos juntos los terrenos que salen de lo previsible?

El masaje no tan normal

Ahora bien, mis masajes no son tan normales. El masaje erótico entre hombres es algo que raramente se comenta —ni tan siquiera entre amigos íntimos. Y aunque para muchos sea normal acudir a este servicio, sigue siendo una experiencia extremadamente especial y deseada.

Muy privada.

Masaje normal

El masaje terapéutico es una experiencia totalmente normal. Cientos de miles de personas en el mundo los disfrutan a diario. O lo sufren— por uno u otro motivo.

Aunque debería ser más normal de lo que es— en el sentido de la frecuencia. Muchas personas dejan pasar años entre uno y otro masaje, a pesar de que lo desean mucho.

A veces las personas no reservan un masaje por pura pereza. Otras simplemente porque no saben si van a poder acudir. La vida diaria sufre cada vez más de los imprevistos.

Hablando de imprevistos, échale un vistazo a las precauciones covid-19 que aplicamos.

Masaje especial

El masaje siempre será una experiencia especial para muchos. Es un momento muy deseado, que por su poca frecuencia se aprecia más que otras actividades y se disfruta con locura.

¡Eso es perfecto!

Pedir hora para un masaje terapéutico es algo que la gente sí que suele comentar.

Esta tarde no puedo quedar porque tengo hora con el masajista».

Además, ¡queda de lo más bien!

Qué se valora más

Socialmente el hecho de tener una cita para un masaje es algo muy apreciado. Aparecen conceptos tan valorados como estos:

  • Status social
  • Refinamiento cultural
  • Control de la vida privada
  • Buen gusto, saber vivir
  • Agenda variada

Definirse como cliente de masajes da prestigio en los entornos familiares, profesionales y entre amigos.

Me ha ocurrido con frecuencia que a la hora de cenar con mi grupo de amigos alguien ha dicho:

Estoy super relajado, acabo de venir del masajista».

El rostro de esta persona reflejaba serenidad, felicidad y satisfacción.

¡Ahora cenaré como un rey!»

Es bueno disfrutar de los masajes justo antes de las comidas. Uno de los buenos también te permite controlar el apetito.

Ponte en marcha

Si también estás deseando un masaje especial, ya lo sabes: llámame.

Paco: contacto.

Sigue investigando las diferentes opciones de masajes, también en mi web clásica Paco Tantra.

Por Paco

Me llamo Paco. Soy un masajista masculino especialista en masajes prohibidos por su alta carga de morbo y secretismo. Mi discreción es total para protegerte. Disfrutar de un masaje prohibido puede ser una decisión difícil, pero es tan legítima como placentera. ¡te encantará!