Masaje para asiáticos exigentes que visitan Barcelona

Masaje para asiáticos
Masaje para asiáticos

Entenderlos es comprender los trucos del masaje para asiáticos. Porque los asiáticos son un público muy especial. Muchos compañeros los califican de «problemáticos».

«En mi ciudad un masaje normal vale 1 €. El tuyo me cuesta 200 veces lo que suelo pagar. Pero realmente ha sido muy especial, y creo que además mereces una propina especial. ¡Te ruego que la aceptes!»

Esto no es ninguna «fantasía animada de ayer y hoy». Es tan real como que este chico valoró mi servicio por los aspectos que voy a enumerar.

Masaje para asiáticos

En las grandes metrópolis como Hong Kong, Singapur, Bangkok y Manila el masaje es un servicio que roza los límites de lo despreciable. Por por mezquindad sino porque es un hábito al que ni se presta atención.

Más de la mitad de la población se dedica a ello. El masaje es como para nosotros tomarnos un café. Se hace para matar el tiempo o como un alivio intrascendente. Consecuentemente, está realizado sin interés, a precios irrisorios y consecuentemente exento de toda química genuina.

Masaje y prostitución

La mayoría de los asiáticos esperan que el masaje incluya sexo oral y a veces incluso penetración. Es algo no solo frecuente sino obligado en la mayoría de las casas de masaje en Asia.

Para que un hombre asiático valore nuestro trabajo aquí, teniendo en cuenta que vale 200 veces más que lo que suelen pagar, nuestro trabajo tiene que ser impecable y ofrecer valores añadidos verdaderamente especiales.

Así pues, la calidad del masaje es solo el principio. Debe existir una contención elegante y discreta para evitar caer en el sexo oral, un recurso fácil y socorrido que nos pondría al mismo nivel que los adolescentes asiáticos que intentan ganarse una propina fácil.

Si este fuera tu caso, por favor échale un vistazo a los escort gay de Barcelona.

«Me has dado mucho más»

Finalmente, esto es lo que suelen decirme mis clientes asiáticos. Es difícil entender en qué consiste este rango de extras que valoran tanto. Porque los asiáticos no suelen ser efusivos en explicaciones, jamás dan detalles, y algunos incluso se quedan muy serios al terminar el masaje. Cuando crees que no les ha gustado te dan un billete extra de 100 €.

«Pensé que no ibas a atenderme. En otros países cuando los masajistas sospechan que eres asiático te dicen que están ocupados y que no tienen tiempo».

Esto es algo que me han dicho muchos clientes asiáticos. En concreto se refieren a los masajistas en Estados Unidos, muy proclives a limitar o escoger una clientela específica según sus caprichos personales.

Mis experiencias son siempre excelentes, como podrás comprobar en los testimonios gay sobre mi servicio. La mayoría de clientes asiáticos no regatean. Aceptan el precio con respeto. Suelen pedir masajes muy buenos con los precios mas elevados. Así pues, saben valorar la calidad, la educación, la puntualidad y la entrega.

Desde aquí deseo enviar un saludo a todos los hombres de Asia que nos visitan. ¡Un fuerte abrazo!

Finalmente, recomiendo el masaje desnudo porque es el más solicitado.

Realizar tu reserva es tan sencillo como contactarme.

¡Nos vemos pronto en Barcelona!

Por Paco

Me llamo Paco. Soy un masajista masculino especialista en masajes prohibidos por su alta carga de morbo y secretismo. Mi discreción es total para protegerte. Disfrutar de un masaje prohibido puede ser una decisión difícil, pero es tan legítima como placentera. ¡te encantará!