Categorías
Testimonios

Masaje por error

¿Existe el masaje por error?

Nunca pensé que alguien pudiera pedirme un masaje, equivocarse y después agradecérmelo. Este es un caso tan único como curioso.

Hace unos años este cliente me envió su testimonio después del masaje. Decía así:

«Me confundí de masaje ¡pero acerté! Buscaba otro tipo de masaje pero me descubriste una dimensión nueva para mi sexualidad».

Masaje por error

Según me explicó, este chico estaba buscando un disco duro de segunda mano en una página de anuncios. Sin saber «ni cómo ni por qué» acabó en la sección de contactos, luego en la de masajes, para terminar en la de masajes eróticos. Ahí estuvo viendo los diferentes masajistas y sus propuestas de servicios. Y decidió probar conmigo.

Masaje por ambigüedad

Algunos portales de anuncios no permiten el uso de ciertas palabras que consideran «subidas de tono», «de adultos» o directamente sexuales, como las expresiones «masaje erótico»o «masaje Tantra». De modo que a veces me veo forzado a redactar anuncios algo ambiguos.

Aunque este chico se sintió atraído precisamente por esta ambigüedad. Según dice, no pensaba que las cosas pudieran ir «tan lejos».

Masaje por error en Barcelona

«Sinceramente pensé que tu masaje era un masaje Tailandés, quizá con estiramientos como los que me hicieron en Bangkok. Elegí un masajista masculino justamente para no sentir ningún tipo de tentación».

«Pero tu masaje se fue haciendo más y más sensual, me excité, y me sorprendí de sentirme así, sobre todo siendo tocado por otro hombre. Porque soy heterosexual. Estoy casado y jamás he sentido curiosidad por el contacto íntimo con otro hombre».

«Me llevaste a un estado mental muy impropio de mí, en el cual dejé de pensar o de razonar, como suelo hacer. Como dices tú, me «dejé llevar».

«Tu masaje me llevó a un clímax sorprendente, una eyaculación irrefrenable, muy intensa, sentí como que el orgasmo me duraba más de lo normal, sacando de mí hasta la última gota de semen, y sentí incluso convulsiones. No sé si fue la sorpresa, la novedad, o qué».

«No me siento atraído por otros hombres. Pero es curioso porque lo que me das tú creo que ningún otro hombre ni nadie más podría dármelo. Es muy raro, no consigo entenderlo. Aunque creo que no hace falta que lo entienda».

Desde entonces este chico no ha dejado de venir cada mes. Disfruta de mis masajes eróticos de hombre a hombre. Sin importar la orientación sexual.

«No tengo explicación para esto. Es una isla, o un oasis, o una dimensión separada de todo lo demás en mi vida. Como una burbuja. Con el tiempo he llegado a la conclusión de que es perfecto».

Si deseas más información sobre mi masaje Tantra erótico visita también www.pacotantra.com

¡Contacta con Paco!

¡Nos vemos pronto en Barcelona!

Por Paco

Me llamo Paco. Soy un masajista masculino especialista en masajes prohibidos por su alta carga de morbo y secretismo. Mi discreción es total para protegerte. Disfrutar de un masaje prohibido puede ser una decisión difícil, pero es tan legítima como placentera. ¡te encantará!

Deja un comentario