Masaje y perversión

Masaje y perversión. Hay quien afirma que el masaje erótico es perverso. Y no lo vamos a negar. ¡Porque es parte de su encanto!

¿Qué es lo que hace que un masaje sea perverso? Sensualidad, erotismo, morbo… ¿hay algún secreto más en el masaje gay Tantra?

Masaje y perversión

Todos sabemos qué es un masaje. Y qué es lo que se considera perversión.

Pero ¿qué es lo que convierte un masaje en algo perverso?

  • Traspasar los límites de la terapia
  • Tocar «zonas prohibidas»
  • Permitir la excitación sexual
  • Implicar la complicidad
  • Incrementar el placer sexual
  • Facilitar la eyaculación

Deseo, masaje y perversión

Para empezar, desear este tipo de masaje se considera una perversión en toda regla. Lo único que no se considera perverso es practicar el sexo dentro del matrimonio. Y ¡ojo! porque según qué prácticas también se consideran perversas.

Entonces, ¿no sería más fácil hacer una breve lista de lo que no es perverso?

Tanto la masturbación como acudir a profesionales del sexo se considera perverso. También es perverso el «cruising» o el simple uso de saunas para compartir una cierta intimidad con otros hombres.

Tantra, masaje y perversión

«Lamentablemente» el masaje Tantra que practico y que ofrezco a todos los hombres contiene todos estos elementos «tan perversos».

Porque el masaje desnudo consiste en un masaje morboso, pensado para abstraerse de la rutina, encontrar un equilibrio entre cuerpo y mente, para crear una burbuja u oasis donde las preocupaciones se esfuman. En dos palabras, un espacio donde dos hombres se comunican a un nivel físico, sensual y sexual.

Así que el masaje erótico ofrece todas estas ventajas. La del placer, la intimidad entre hombres y la posibilidad de explorar nuevos paisajes emocionales y físicos.

Placer, masaje y perversión

Al contrario de lo que predican la mayoría de las religiones, yo tengo la convicción de que no hemos venido a esta vida para sufrir.

Porque la vida es un viaje de descubrimientos. Entre ellos el placer —los placeres en plural. Además, los placeres son los instrumentos más eficaces para alcanzar la felicidad.

Me pregunto qué sentido tendría la vida sin los placeres.

Es evidente que hay placeres para todos los sentidos. La música, la gastronomía, los perfumes, las artes visuales. Y, cómo no, todo lo táctil.

El universo táctil que consiste en apreciar los estímulos que recibimos a través de la piel y en contacto con otras personas es de los más variados en formas y sensaciones.

El tacto puede vivirse desde una enormidad de estímulos. Desde el roce más tierno hasta las temperaturas más sutiles, pasando por la selección de las zonas del cuerpo a explorar.

De modo que el universo de lo táctil es uno de os menos explorados. Ya que para recrearlo es necesaria la presencia de otra persona.

Atrévete a vivir el placer. Masaje y perversión más sana se unen en mi masaje erótico.

Paco: 676 648 226

Sigue explorando mi web y encuentra respuestas a muchas más cosas: www.elmasajeprohibido.com

¡Te veo pronto!

Cliente Acoisexual

El cliente acoisexual es muy poco frecuente.

Si hubiera que hacer una clasificación por los intereses de los hombres gay y su actitud respecto al masajistas, existirían estos tres tipos básicos:

  • Cliente ansioso por dar placer
  • El comunicativo, enfocado en compartir
  • Obsesionado solo en recibir placer

Existen mitos urbanos, proezas sexuales inconfesables, algunas inventadas o exageradas. Incluso el tema recurrente del tamaño del pene.

Pero cuando te encuentras con un caso como el cliente acoisexual, inicialmente te preguntas qué estás haciendo mal como masajista.

Se trata del ejemplo número tres, obsesionado en recibir placer, pero no en darlo.

Lo cual sería muy normal en el contexto del masaje. Aunque una gran mayoría de clientes buscan la interacción o la comunicación mutua.

Tras varias sesiones seguidas de masaje la conclusión es que el cliente es exactamente así, haces lo que él realmente espera, y además no desea nada diferente.

Esta actitud del cliente resulta incluso contradictoria.

Porque todos sabemos que un masaje tiene un componente activo y un componente receptor, que suele quedarse inmóvil, recibiendo el masaje.

Lo más común es que el receptor intente acariciar, incluso que desee masturbar a su masajista. Esta es una característica especial que Leo y yo incluimos en nuestro masaje desnudo.

Pero cuando el cliente está absorto en sí mismo de forma exclusiva, nos parece inusual.

Qué significa «acoisexual»

Literalmente, la persona acoisexual no solo es indiferente al placer sexual de su pareja, sino que, tras conseguirla, pierde totalmente el interés en ella. Llámalo trofeo. Y «a por otro».

El primer aspecto es el de la indiferencia. Se trata de una forma de narcisismo, que se centra únicamente en recibir placer. Darlo o compartirlo no forma parte del ideario ni de los intereses de estas personas. De modo que no realizan ni el más mínimo esfuerzo en retribuir con atenciones o con placer.

Puede parecernos egoista, pero esta característica tan solo se centra en la actitud. No tiene por qué significar que esta persona no sea generosa en otros aspectos de la vida.

Suele parecernos un comportamiento sorprendente, ya que el receptor acoisexual parece inmune a la comunicación. A veces incluso a la verbal.

El segundo aspecto es el del rechazo.

En cuanto el hombre acoisexual percibe que es deseado o que se convierte en objeto de deseo, inicia un proceso de indiferencia que acaba en rechazo.

Este tipo de persona no busca ningún tipo de aprobación ni de comunicación.

De hecho, prefiere seguir en una burbuja desde donde recibe placer por parte de los demás.

«Me dais algo que es totalmente sublime. Realmente desconecto, no sé de dónde vuelvo, y os veo aquí a mi lado».

Cliente acoisexual

Que conste que me refiero a este perfil psicológico con objetividad, sin la menor voluntad de juzgar.

Aunque a la mayoría nos sorprenda, estas personas abundan y necesitan un tipo de servicio totalmente a medida. Consecuentemente, es vital entender qué les mueve para poder darles la satisfacción que demandan.

Además, acostumbrados a sentirnos deseados, no recibimos ninguna señal por parte del cliente. Nada que nos haga pensar que se siente atraído por nosotros.

Leo (foto abajo) es especialista en reconocer las preferencias sin mediar palabra con el cliente. En sus manos te sentirás tan bien como contigo mismo.

masaje de 100 euros
Leo, tu masajista especializado en Tantra erótico

Tenemos varios clientes acoisexuales, y nos visitan desde hace años. Seguramente hemos sabido identificar sus preferencias, respetándolas y cumpliendo sus expectativas. En la mayoría de los casos, ellos no son conscientes de su diferencia respecto a la mayoría.

La «prueba del acoisexual»

Frecuentemente, cuando ofrecemos masajes de más de 90 minutos, solemos ofrecer una botella pequeña de Cava antes del masaje, también llamada «Benjamín».

Servimos una bandeja con la botella y una sola copa. La mayoría de clientes nos indican que compartamos el Cava con ellos, que saquemos otra copa para nosotros. Tienen un deseo genuino y espontáneo de compartir.

En cambio, el cliente acoisexual no parpadea, le parece absolutamente normal que solamente él disfrute del Cava.

¿Y lo contrario del cliente acoisexual?

También existen los clientes obsesionados en todo lo contrario. Únicamente sienten excitación cuando dan placer a la otra persona, y parecen olvidarse de sí mismos. Ni tan siquiera se masturban mientras realizan sexo oral a sus compañeros de juegos. Tampoco mientras son penetrados.

En el contexto del masaje, aparecen raramente como clientes, ya que prefieren ser ellos quienes desenvuelven el papel de masajistas. Aun así, hay quienes acuden porque se sienten atraídos por el físico del terapeuta. O simplemente por nuestra profesión.

«Paco, quiero que disfrutes. Olvídate de mí, cierra los ojos y disfruta».

Tienen un espíritu «altruista» que llega hasta límites difíciles de entender para quienes no conocen sus rasgos.

Conclusiones

La forma de disfrutar y entender el placer varía de persona a persona. Aunque existan grupos o clasificaciones, cada hombre vive su sexualidad y su forma de comunicarse de una forma distinta. Todas ellas son legítimas.

Para saber cómo atender a cada uno es necesario conocer y re-conocer estas tendencias. Porque equivocarse a veces implica atender al cliente de forma errónea.

¡Y nuestro objetivo siempre es tu placer!

Suelo recomendar el masaje desnudo, pero existen clientes a quienes les resulta suficiente el masaje relajante.

Más información en es.asexuality.org

Tamaño del pene

El tamaño del pene es un asunto que preocupa a una gran mayoría de hombres, aunque de forma silenciosa. Frecuentemente preocupa más a quienes sospechan que tienen una medida demasiado justa. Entre los que van «sobrados» hay pocos que le den alguna importancia.

Como es habitual, ya existe un vocablo anglosajón para etiquetar a todo quien tenga el fetiche o la obsesión acerca del taño del pene: «size-queen«.

Otras medidas

A veces olvidamos que el tamaño del pene no se mide solamente por su longitud. Existen penes muy largos pero muy finos. Y otros muy cortos pero extremadamente gruesos. También existen penes curvados en cualquier dirección. Todas estas son características que también ocupan a muchos hombres interesados en las diferentes morfología del pene.

¿Qué es lo normal?

Opino que cada pene es único y tiene su propio encanto. Tras haber visto y tratado a miles de hombres, esta es la conclusión más sensata y equilibrada.

Incrementar el tamaño del pene

Se anuncian un sinfín de instrumentos, artilugios e incluso pastillas para incrementar el tamaño del pene. Algunas de las empresas o marcas son especialmente molestas a causa de sus estrategias de marketing intrusivas, y abusivas.

Conozco personas que han puesto a prueba varios de estos métodos. Mis conclusiones siempre se basan en estos casos reales. Consecuentemente, son demasiado escasos como para tener valor estadístico.

  • Extensores mecánicos
  • Pastillas
  • Tubos de vacío

Extensores mecánicos

Los extensores mecánicos funcionan. En el plazo de un mes se logra un centímetro. El incremento disminuye ya que cada mes consecutivo «se crece» un poco menos. Aunque al dejar de usarlo el pene pierde consistencia y dureza y vuelve a su proporción inicial.

Los extensores mecánicos pueden resultar incómodos. Conviene llevarlos todo el día. No permiten que uses tejanos ajustados ya que el bulto resulta sospechoso. Por la noche son muy molestos.

Pastillas

Son un timo en toda regla. Solamente hay que usar el sentido común para darse cuenta de ello. De momento ninguna pastilla «asequible» ha logrado alterar nuestra genética y nuestras características físicas.

Las pastillas suelen ser compuestos de Cialis con un efecto inmediato sobre las erecciones. El pene se ve de tamaño mayor por el efecto del riego sanguíneo intenso y las erecciones frecuentes. De este forma, el pene permanece largos espacios de tiempo en estado de «morcillona».

Tubos con efecto vacío

Parecen manchas para hinchar ruedas de bicicleta —solo que más gruesas y de metacrilato transparente. Introduces el pene, bombeas el aire de forma que se produce un vacío en el interior. Así el pene tiende a ocupar el volumen de aire que has extraído, hinchándose.

El efecto es una hinchado de la piel, que se vuelve más esponjosa. El pene ha crecido ópticamente, pero su tacto resulta menos duro.

El uso continuado e intensivo produce efectos monstruosos para la mayoría aunque muy apetecibles para los fetichistas del «penis pumping». Hay quienes también lo aplican a los testículos.

Falsos mitos

Existe mucha mitología urbana alrededor del pene y de sus tamaños y formas. Con frecuencia son la familia y el entorno inmediato quienes conforman estas ideas durante la niñez y la adolescencia.

La más absurda de ellas es que «para tener un pene mayor es necesario circuncidarlo». Es una amenaza que sufrí de pequeño y que, afortunadamente, logré esquivar. Existen infinitos ejemplos que demuestran la independencia de ambos factores. Además, los micro-penes circuncidados invalidan esta idea.

En el caso del pene, la morfología no afecta su funcionalidad. Penes curvos, glandes en forma de seta, torcidos para arriba, para abajo, en forma de hélice.

Ninguna de estas características afecta su funcionamiento ni «rendimiento».

Conclusiones

Al final las conclusiones son evidentes:

  • Aprende a valorar tu pene tal como es
  • Encuentra su atractivo especial o diferencial
  • Céntrate en sacarle placer
  • Aprende a usarlo

El orgullo de tu propio pene es fundamental. Más allá de formas y tamaños.

Está demostrado que la química sexual de las feromonas y de la seducción funcionan más que el simple dato numérico de una medida.

¿Te da morbo hablar del tamaño de tu pene?

Pide cita para un masaje erótico y conversamos: 676 648 226

Sigue explorando más temas relacionados con la sexualidad masculina en www.elmasajeprohibido.com

¡Nos la vemos en Barcelona!

Miedo y ganas

Juntar miedo y ganas a priori parece una contradicción. Al final de esta entrada veremos cuál es el resultado de la operación, porque se puede resumir en una sola palabra.

Recientemente he atendido a varios caballeros que se han expresado así.

«Tengo miedo de lo que pueda pasar».

Yo siempre les respondo:

«Pues no vengas».

Suena mal, pero es un consejo sincero. Finalmente, ellos insisten.

«Tengo miedo, pero me pueden las ganas».

La fascinación del peligro

Algunos hombres heterosexuales sienten una atracción peligrosa por la masculinidad. Sus amigos del paddle, los vestuarios del gym. Tal vez muchas horas de viaje en coche, a solas con un copiloto que te intriga.

Siempre les digo que las etiquetas no significan nada. Estamos en un mundo donde impera la dualidad o los contrarios, como en el «ying-yang». Pero a mí me parece una reducción excesiva. Al igual que es simplista que una persona se defina por lo que ha comido un solo día. O por si una vez lo ha tocado un hombre o una mujer.

«Nunca me ha tocado un hombre y no sé lo que puede pasar».

En el fondo esta persona desea no solo tener miedo sino que ocurra lo que más teme.

La excitación sexual puede tener este componente. El pecado, la culpa. Lo prohibido y la transgresión.

Otras trampas

¿Miedos? No, porque en otras ocasiones se trata de una mera estrategia económica. Un «regateo encubierto».

«Si te contrato un masaje sin sensualidad, ¿me sale más barato?».

El truco es pedir un masaje más barato. Pero como tiene unas «segundas intenciones», el cliente avispado cree que pagará un masaje erótico a precio de terapéutico. Luego me dirán algo que ya tiene pensado:

«Es que, hijo, me has puesto muy burro, tío».

Aunque soy sincero y siempre advierto:

«En tu masaje ocurrirá lo que has pedido y lo que has pagado. No puedo arriesgarme a violar los límites que tú mismo estableces».

En mi opinión la honestidad es una virtud no solo deseable sino segura —para todos. Lo contrario es inducir al engaño y adentrarse en lodazales que acaban perjudicándonos. Las consecuencias de un malentendido pueden ser monstruosas.

Así que, mucho mejor venir con la verdad por delante.

Miedo y ganas, la síntesis

A pesar de ser una palabra tan habitual en nuestra lengua, «morbo» tiene difícil traducción a otros idiomas. El concepto «sexy», en inglés, no alcanza a expresar el factor prohibición, peligro, miedo y culpa que engloba este término.

Entiendo y además fomento, lo reconozco, el factor morbo en mis masajes. Se trata de esto. El erotismo no es otra cosa que una sorpresa que alguien pide para acercarse al sexo, sin tocarlo, pero rozándolo como quien tienta una serpiente.

Peligro, deseo, miedo y fascinación. Erotismo elegante para quien desee vivirlo así.

Si deseas más información, por favor consulta el masaje desnudo y otras muchas posibilidades.

También puedes llamarme directamente. Paco: +34676648226

¡Nos vemos pronto en Barcelona!

Masajes gay Barcelona

Sí, tal cual: porque encontrarás los mejores masajes gay Barcelona en el mismísimo centro de la ciudad. En un estudio privado, elegante, discreto y limpio. ¡O en tu propia habitación de hotel, si estás de viaje y lo prefieres!

Porque se trata de servirte para tu máxima comodidad. ¿Qué te resulta más fácil?

¿Qué opción es la que te va mejor en este momento? Esa es justo la que necesitas y mereces.

Estudio de Masajes en Barcelona

Eres muy bienvenido en mi estudio de masaje gay en el centro de Barcelona. En el cruce de dos calles importantísimas. Además, a tan solo dos cuadras de la Rambla Catalunya y a una de Gran Via de les Corts Catalanes. Es decir, ¡en pleno Gay Eixample!

Mi estudio de masaje gay es un lugar profesionalmente habilitado. Decorado con elegancia, aunque sin el exceso de los Budas de siempre. En un ambiente con la luz adecuada, limpio, bien ventilado. Y con aire acondicionado en verano y calefacción en invierno.

Además, con todas las garantías de higiene. Dispones de un baño amplio para que puedas quitarte el sudor del verano y preparar tu piel para el masaje. Tras el masaje puedes ducharte de nuevo. ¡Saldrás a la calle como nuevo!

Masajes gay a domicilio

Si tienes el privilegio de vivir en Barcelona tienes más la ventajas. Porque te ofrezco la posibilidad de recibir tu mejor masaje gay erótico en tu propia casa. Lo que se dice un masaje gay a domicilio. ¡A la hora que quieras! ¡Simplemente llama!

Mejor llama antes de las 11 de la noche para asegurarte mi disponibilidad.

Visito domicilios en toda la zona de Barcelona sin cobrar desplazamientos.

Masajes gay a hoteles

Lo sabías. Porque también puedo atenderte en tu habitación de hotel. Accedo de forma totalmente discreta dado mi aspecto de «guiri» alemán o europeo. Porque visto de forma sensata, sin llamar la atención.

No necesitas salir de tu hotel para disfrutar de los mejores masajes en Barcelona. Simplemente me llamas para pedir hora. Además, no cobro los desplazamientos.

Elige tu masajista

Aunque es Paco quien inició esta andadura, con el tiempo ya somos un grupo de 6 masajistas especializados en Tantra erótico. Paco, Leo, Matt, Tom, Benito y Jack. Huelga decir que somos una selección de los más profesionales. Además de cubrir un rango muy amplio de perfiles físicos y de edades.

Consulta todos nuestros perfiles en directorio de masaje Gay Barcelona.

Masajes las 24 horas

Mi servicio de masajes gay Barcelona funciona las 24 horas de lunes a domingo. Es un masaje 24 horas en toda regla.

Lo que sí debes tener en cuanta es realizar tu reserva antes de las 23:00. A esta hora el teléfono echa humo y nuestra disponibilidad se acaba muy pronto.

Reservar Masaje: ¡así de fácil!

Reservar tus masaje es tan fácil como llamar o enviarme un SMS o whatsApp.

Paco: 676 648 226

Sigue descubriendo más cosas en mi web www.elmasajeprohibido.com

¡Te espero con los mejores masajes gay Barcelona!

This site is protected by wp-copyrightpro.com