masaje tántrico gay
18 diciembre, 2017
0

El masaje tántrico gay es una experiencia muy sensual. No todos los hombres lo conocen. Aunque quienes lo prueban ¡repiten!

Este nuevo tipo de masaje erótico te aporta sensaciones y ventajas únicas. Ningún otro tipo de terapia corporal es capaz de aunar varias dimensiones como lo hace el masaje tántrico.

El masaje tántrico gay

Aunque hace decenios que se habla acerca del Tantra, son pocos quienes han probado un masaje tántrico de verdad. El Tantra sigue envuelto en esta neblina de misterio, de mito urbano. Es cierto que se han dicho muchas falsedades acerca del Tantra. Y también que no siempre ha interesado explicar en qué consiste, ni con detalle ni sin él. Tantra y rumores son dos palabras que muchos meterían en el mismo saco.

Cuando explotó la moda del Tantra, en tiempos del New Age de los años 80, apenas existían masajistas masculinos. En su mayoría eran muejres que atendían a hombres. Los pocos masajistas masculinos se negaban a atender a otros hombres.

Porque la química sexual es relevante en esta experiencia.

Por este motivo está claro que un hombre gay siempre debería elegir un masajista gay.

Aunque me encuentro con muchos hombres heterosexuales que desean investigar su curiosidad sensual. Pero este es orto tema.

Ventajas del masaje tántrico gay

Aparte de las ventajas del masaje, que ya conocemos todos, el Tantra tiene otras.

El Tantra está identificado, muy acertadamente, con el mundo de la sensualidad y el erotismo. Incluso con la sexualidad. Se habla mucho del sexo sagrado y del sexo tántrico.

Las ventajas reales, más allá del puro placer sexual y del posible orgasmo, son estas:

  • Consciencia del “aquí y ahora”
  • Descubrimiento de la sensualidad
  • Disfrute prolongado
  • Control de la eyaculación
  • Orgasmos sin eyaculación
  • Multi-orgasmia masculina
  • Placer consciente
  • No implicación emocional
  • Servicio puntual

Todos estos conceptos van encadenados, es decir, están tejidos entre sí. De hecho la palabra “Tantra” significa “tejido” en Sánscrito.

Inconvenientes del masaje tántrico gay

Los inconvenientes suelen ser lo que te hace desistir de probar una cosa nueva. En este caso, las desventajas son el toque positivo decisivo. Es decir, el dato definitivo que convence a quienes se informan.

“Después de saber esto, no me quedan dudas. ¿Cuándo tienes un hueco?”

  • El masaje tántrico no es sexo
  • No da la sensación de “pecado”

Aún así, hay quien vive una experiencia muy reveladora. Cuando el placer supera los niveles habituales aparece la sensación de culpa.

“¿Se puede considerar que le he sido infiel a mi pareja?”

Hay quienes se hacen esta pregunta. La respuesta no la tengo yo. Pues está en el tipo de acuerdo o de pacto de pareja que hayas establecido.

Conclusiones

Todas las personas son candidatas a descubrir el masaje tántrico erótico. Porque es universal. Es decir, no hace falta asignarse ninguna etiqueta. Ni gay, ni bisexual ni heterosexual. El placer sensual no tiene límites ni requiere condiciones. Tampoco de tipo ideológico o religioso.

Así pues, el disfrute de esta “terapia” no significa serle infiel a nadie. Es totalmente legítimo. Como es un masaje “sagrado” tiene un aspecto espiritual relevante. Aunque el morbo entre hombres es uno de mis ingredientes más distintivos.

Además, se trata de un servicio puntual, su uso es totalmente discrecional y espontáneo. No siempre estamos cachondos los viernes a las 18:00 —aunque los hay. Como ejemplo sirva la entrada “sexo programado“.

Tienes a tu disposición varios masajistas masculinos. Tenemos diferentes edades y distintos tipos físicos. Desde el masajista gay joven hasta el masajista peludo más experto. Llama y pide información acerca de nuestra disponibilidad.

Si tienes dudas, llama y pregunta. ¡Estaré encantado de atenderte!

Paco: 676648226

This site is protected by wp-copyrightpro.com