Categorías
Testimonios

Masaje legítimo gay

El masaje legítimo gay consiste en un masaje terapéutico.

Como todos sabemos, un masaje terapéutico es un trabajo para el bienestar físico, muscular y articular.

Pero evitando las zonas íntimas, y por supuesto evitando cualquier estimulación sensual o erótica.

En otras palabras, un masaje terapéutico no tiene «final feliz».

Pero, los que piden específicamente este masaje legítimo, ¿realmente desean un masaje terapéutico?

Ahí vamos.

Resulta curioso cómo muchas de las llamadas que recibo son de hombres que desean un masaje terapéutico.

«¿Supongo que será más barato que un masaje erótico?»

Lógicamente, pues se trata de un servicio diferente en muchos aspectos.

Pero lo que el cliente desea no es exactamente un masaje terapéutico. Veamos qué pasa.

Masaje legítimo gay

El término «masaje legítimo» se ha acuñado, cómo no, en Estados Unidos. Este país lo rige una sociedad con una cultura dualista, donde las cosas se categorizan entre buenas o malas, legales o ilegales.

Ya puedes imaginar que todo lo erótico, sensual y sexual es «ilegítimo». Aunque no va a ser en esta entrada donde vamos a discutir la moralidad de lo ilegítimo.

Volviendo a los clientes de masaje, existen personas con una inteligencia asombrosa. Realmente superior. Para empezar resulta interesante que llamen a un masajista tántrico o erótico pidiendo un masaje de otro tipo.

En segundo lugar desean que les atienda un masajista gay. Si lo que deseas realmente es un masaje excelente, seguramente tu criterio no será el de «masajista gay». Probablemente sea el de «masajista terapéutico». Aunque si además es gay, mejor. ¡Lo entiendo! Existe una complicidad entre nosotros.

Pero en el caso del masaje terapéutico la orientación sexual no debería influir en tu decisión. Y si influye, es que no estás siendo sincero contigo mismo —y con el masajista a quien te diriges.

Aun así existen chicos de todas las edades que conciertan una cita conmigo.

Muy a sabiendas y quizá porque el precio del masaje terapéutico y del quiromasaje gay es inferior al de cualquier masaje sensual. O de cualquiera que incluya el famoso final feliz.

Sorpresas previsibles

La sorpresa se produce en el momento en que el cliente pregunta:

«¿Puedo tocarte la polla?»

Este es justamente el momento en que le planteo las dos opciones. Dos opciones que han estado siempre disponibles. En este momento, el cliente debe elegir cómo desea continuar la sesión:

  • Seguimos el masaje terapéutico
  • Pasamos a masaje erótico con un precio superior

Normalmente la calentura del cliente es tal que acepta el precio superior del masaje erótico. Entenderse es así de fácil.

La desventaja para este tipo de clientes es que han perdido todo el tiempo que llevábamos de masaje. Esos 15 o 20 minutos podrían haber sido más morbosos.

Masaje legítimo gay y erotismo

Entiendo que da mucho morbo visitar al masajista que has elegido. Por diferentes factores tales como sus fotos y su aspecto físico. También la descripción de sus servicios eróticos para hombres gay.

Aunque no comparto la estrategia del engaño. Somos adultos. Yo siempre doy por entendido que ambos hablamos el mismo idioma. Y sobre todo entiendo que somos sinceros.

Alguien que me pide un masaje terapéutico lo recibirá. Sin los «extras» que pueden resultar ofensivos a muchos hombres que realmente desean un buen masaje terapéutico.

Y cuando alguien desea un masaje morboso, es esto lo que realizo. Soy honesto en todo momento. Cuando explico mis servicios, antes, durante y después del masaje.

Masajes terapéuticos

Servicios eróticos.

Acerca de mis servicios eróticos, los más demandados —y de largo— puedes leer estos testimonios. Y también estos relatos eróticos para que imagines de un modo realista cómo se desenvuelven.

Masaje erótico gay

Hay mucho más que conversar acerca de los masajes gay. Es un mundo más extenso del que muchos imaginan.

Si tienes dudas contáctame cuando lo desees. Estoy abierto a responder todas las preguntas que me hagas. Puedes estar seguro de la veracidad de mis respuestas.

Contáctame directamente.

Sigue explorando mi blog acerca de masaje tántrico gay en Barcelona: www.pacotantra.com

¡Nos vemos pronto!

Categorías
Testimonios

Masaje terapéutico morboso

El masaje terapéutico morboso es una contradicción por definición. Aunque al parecer no puedo evitar transmitir morbo y excitación al realizar un masaje totalmente exento de erotismo.

«Te pedí un masaje terapéutico. No sé cómo pero me has excitado sobremanera. Sin ni si quiera acercarte a mis zonas más íntimas he sentido la proximidad de un orgasmo».

Masaje terapéutico

La finalidad del masaje terapéutico se circunscribe en el área de la salud física. Un masaje terapéutico jamás tiene la intención de transmitir sensualidad. Es decir, jamás incluye caricias íntimas.

Tal como lo describe la frase de este chico, a quien ni siquiera rocé el interior de los muslos.

Por lo tanto, se evitan las zonas erógenas. O cualquier zona que pueda entenderse como íntima.

Estas son las zonas que se evitan en el masaje terapéutico:

  • Glúteos
  • Interior de los muslos
  • Testículos
  • Zona púbica
  • Aureolas pectorales
  • Axilas
  • Lóbulos de las orejas

Parece que no, pero ¡queda mucha superficie corporal por trabajar!

Masaje terapéutico… morboso

El morbo, así como el sexo, esta en la mente del receptor. Es la única explicación que le encuentro. Ya que en muchas ocasiones, al realizar masajes estrictamente legítimos, el receptor se excita.

«No puedo darme la vuelta, Paco. Es que me he puesto palote».

El 75% del tiempo de masaje lo dedico a las piernas, la zona lumbar y la espalda. De modo que el receptor está estirado boca abajo.

El tiempo restante es cuando trabajo también la zona de las clavículas, el pectoral y la cara anterior del hombro. También la zona abdominal, la gran olvidada.

Esta postura boca arriba me facilita también el masaje cervical y el masaje craneal. Si queda tiempo realizo un masaje facial de lo más delicioso.

Precios de terapéutico

Como titulado en quiro-masaje, ofrezco también masajes terapéuticos. Aunque todo el mundo me conoce más por el masaje Tantra gay. Quizá porque es el más solicitado.

En esta sección puedes comprobar los precios de masaje terapéutico.

Lógicamente van en función de las zonas a tratar. Consecuentemente varía el tiempo requerido. En todo caso siempre es bueno que me llames para conversar acerca de tus necesidades.

Paco: 676648226

«Tu masaje terapéutico es de los mejores que he probado. ¡Tienes unas manos mágicas!»

Más allá del masaje tradicional

Quizá te preguntarás qué hay más allá del masaje tradicional en camilla.

El masaje Tantra se realiza sobre un futón o cama japonesa. Al ser una superficie mucho más amplia, permite el contacto cuerpo a cuerpo de una forma cómoda. El masajista y el receptor comparten una superficie muy agradable con la esponjosidad perfecta. Además, facilita el intercambio de caricias y una proximidad muy morbosa.

La sensación de intimidad se acentúa con la iluminación tenue a base de velas.

También empleo una música especial para realzar la conexión emocional. Aunque puedes elegir entre diversas listas de audio.

El masaje erótico abarca un rango muy superior de técnicas, posturas y tipos de estimulación. Es todo un mundo que los masajistas convencionales desconocen.

Si me permites el inciso, a la mayoría de masajistas terapéuticos todos los temas sensuales y eróticos les dan «repelús». Ya sea por sus propios límites o porque sus parejas les prohiben realizar este tipo de prácticas.

Porque, al contrario de lo que se piensa, el masaje erótico no se reduce a una simple masturbación.

El arte y la magia Tantra son un universo enorme que muchos aún no han descubierto.

Así que ya sabes. Conmigo eres libre de elegir el masaje que más te apetece.

Si deseas ir mucho más allá te recomiendo a Matt: www.gay-massage.sexy. Sus servicios no tienen fronteras.

Categorías
Estilo de vida gay

Masaje auténtico

El masaje auténtico tal como lo entiendo va más allá. Porque no basta con que sea un masaje de verdad. Como opuesto a un masaje «esbozado» o simplemente «imitado». Cuando no directamente «falso».

«Hay mucho impostor por ahí».

Me dicen.

Pero en esta entrada quería enfocarme en los conceptos «original» y «genuino».

Porque recientemente recibí dos comentarios que en principio parecían distintos. Pero les veo una conexión.

«Paco, eres un tipo realmente original».

«Tu masaje es genuino. Eres un tipo auténtico. Y esto no abunda».

Como ves, son calificativos aparentemente muy dispares. Pero inciden sobre un aspecto que creo relevante. El de la autenticidad de la persona. Y del profesional.

Masaje auténtico

«¿Esto es un masaje de verdad, o va a ser un simple toqueteo con paja?».

Cada vez abunda más la clientela que exige calidad. Además de una información veraz y ajustada al servicio que ofrezco. Como ya saben quienes me siguen, valoro la honestidad. Porque sería incapaz de ofrecer un servicio distinto del que describo.

Quienes desean un masaje de verdad acuden a mí. Son quienes, además del morbo entre hombres, desean experimentar el erotismo tántrico y de la sensualidad espiritual.

¿Auténtico o genuino?

Se puede ser ambas cosas. Auténtico, original, y totalmente natural y espontáneo. Esta es mi forma de ser y por lo tanto mi forma de trabajar.

A pesar de que haya personas que afirmen que no puede tenerse todo. Quizá porque no abunda. Pero sería como decir que alguien que tiene talento no puede tener vocación. Evidentemente, la unión de todas estas ventajas resulta en un profesional mucho mejor.

  • Talento
  • Simpatía
  • Vocación
  • Autenticidad
  • Espontaneidad
  • Naturalidad
  • Profesionalidad
  • Sinceridad

Son demasiados adjetivos virtuosos. ¡Te animo a que compruebes si son ciertos!

Masajista auténtico

«Paco, eres  un tío muy auténtico».

Suena a piropo fácil. Pero creo en la sinceridad de algunos de quienes me dicen estas palabras. ¿Por qué deberían mentir además de pagar por mi servicio?

«No eres nada fingido ni nada impostado. Se nota que sientes lo que haces. Está claro que este trabajo te gusta y, como dices tú mismo, es tu vocación».

Resulta evidente cuando un masajista te atiende de horma automática, desapasionada y rutinaria. Es una pena, pero los hay. Supongo que el afán del dinero es lo único que los mueve.

Masaje original

«Tu masaje es diferente. Hay poca gente que tenga un dominio de la sensualidad espiritual como tú. Además, lo impregnas de un  morbo que, para mí, es tu toque maestro».

Debo confesar que el masaje Tantra aporta una serie de técnicas y actitudes. Su dominio es precisamente lo que me diferencia del masaje erótico convencional.

Además, la intuición y la empatía me permiten «adivinar» lo que podría gustarte más. Aunque en cierta ocasión un cliente canadiense me dijo:

«No es intuición, es experiencia. La experiencia te da una capacidad de anticipar. Solemos llamarlo «intuición». Pero la intuición no existe».

De modo que no hay dos masajes iguales. Tú eres diferente cada vez que vienes. Emocionalmente, en cuanto a estrés, y sobre todo en cuanto a deseo sexual.

Masaje genuino y masaje auténtico

La diferencia entre «original» y «genuino» es relevante, a mi entender. «Original» significa «diferente», o «el primero de algo».

Mientras el concepto de «genuino» no depende de «ser el primero». Es genuino quien interpreta o entiende una cosa a su manera única y auténtica. Es decir, quien se hace inconfundible, o reconocible por su estilo.

Masaje auténtico gay

Para michos el simple hecho de añadir el adjetivo «gay» año concepto «masaje» significa que tiene que haber sexo.

En cambio yo lo entiendo como un guiño de complicidad. Los hombres gay nos entendemos bien entre nosotros. No necesitamos presentaciones farragosas o incómodas. Ya partimos de la base que compartimos ciertos intereses.

El «masaje gay» no tiene por qué ser erótico. Puede ser masaje terapéutico, masaje desnudo e incluso masaje prostático.

Te invito a que descubras las diferencias entre todos ellos.

Si tienes dudas ya sabes que estaré encantado de responderte. ¡Llama y conversamos!

Paco: +34 676 648 226

Si necesitas saber más cosas también pegues ver www.pacotantra.com

Categorías
Estilo de vida gay

Lujo barato

Lujo barato ¿es sinónimo de lujo falso? Es un tema que he comentado con algunos de mis clientes y amigos. Según ellos los conceptos de «barato» y de «lujo nunca pueden ir unidos. Por lo tanto uno de ambos conceptos tiene que estar sujeto a alguna distorsión.

De todos modos creo que el concepto de «barato» es muy subjetivo. De persona a persona puede variar sustancialmente.

Incluso el concepto de «lujo» es distinto para cada persona. Depende no solo de su nivel económico sino de su educación. Un amigo me corrige: también depende de tu ideología.

El concepto de lujo

Resulta fácil consultar la wikipedia, pero voy a evitarlo y trataré de definirla con mis propias palabras.

En mis clases de Historia del Arte uno de mis mejores profesores definió el lujo como «un objeto innecesario«. Resulta sencillo y evidente aplicarlo también a cualquier servicio.

Lo que nos lleva al concepto de «»necesario». Para mí solo es necesario lo vital. Todo lo que nos permite seguir viviendo. Respirar, alimentarnos, relacionarnos. Como en todas las cosas de la vida, cada cual tiene su propio ranking de prioridades.

Para algunos el trabajo pasa por encima de la pareja. En cambio para otros la salud es la clave. Para una mayoría creciente de personas el dinero lo es todo. Si hay dinero, hay salud, hay amor y sexo. Solo entonces hay felicidad. Como inciso, parece evidente que el objetivo principal de todas las personas es la felicidad. Ya sea a través de la salud, el amor o el consumo de bienes y servicios.

Por consiguiente hay cosas que quedan fuera de estos primeros puestos del ranking de prioridades. Y se convierte en lo secundario. Ahí podemos encontrar los auténticos lujos.

Cuando «te das un lujo» o te «das un homenaje» estás hablando de productos y servicios poco habituales.

Lo poco habitual es excepcional y especial. Y todos estaremos de acuerdo que un lujo es algo así.

El concepto de barato

¿Lo barato es solo lo que podemos pagar?

A veces compramos cosas solo porque son baratas. Cuestan menos de lo que imaginábamos. Y si entran en el rango de lo pagable en ese momento, las compramos inmediatamente. Quizá el concepto de barato esté frecuentemente ligado al de «ganga».

Las grandes cadenas comerciales conocen muy bien este efecto impulsivo y lo explotan al máximo. Seguro que te habrá ocurrido alguna vez. Compraste algo que al llegar a casa ¡ya habías olvidado que compraste! Consumo en estado puro.

Hoy en día solo encontramos cosas baratas y gangas en las tiendas de chinos. Mi opinión personal es que se trata de cosas que incluso valen menos que eso. Suelen ser de calidad dudosa, y quizá no duren lo que esperamos de ellas.

Como le dice una vendedora a Carmen Maura en «Qué he hecho yo para merecer esto» de Pedro Almodóvar:

«Lo barato sale caro, señora».

En conclusión, creo que lo barato es lo que tiene un precio justo. Un precio que concuerda con lo que esperamos de ello y con lo que podemos pagar sin descalabrarnos.

Lujo barato

Así que aunar las dos fantasías del lujo y de lo barato puede resultar difícil.

«Si el iPhone 8 costara 50 € ya no sería un lujo».

Sería una vulgaridad.

Me comentaba un amigo ayer, con motivo de la inauguración del #MWC17 en Barcelona.

El masaje es un lujo

Así es como muchas personas lo perciben. Simplemente porque es infrecuente. Se trata de un placer envidiado. Cuando alguien te dice:

«Estuvimos el fin de semana en un Spa, nos hicimos tratamientos y masajes».

Todo el mundo se pone verde de envidia.

Pero el masaje es algo que realmente puedes tener cuando quieras. Es casi omniscente. Existen miles de masajistas.

Puedes elegir el tipo de terapia, incluso el tipo físico de masajista que deseas.

Esta capacidad de elegir incluso el perfil físico del masajista forma parte del lujo del masaje erótico.

A veces me llaman hombres que me comentan:

«Quiero un masaje terapéutico. Pero quiero elegir el masajista. Que sea joven, delgado, sin vello corporal y circuncidado».

El nivel de detalle de estos requerimientos se contradice con el tipo de servicio que demanda el cliente. Es algo que hace pensar que, si se cumple, estamos hablando de un lujo. Porque se trata de cumplir un capricho.

Más que masaje

En mis tiempos de masajista terapéutico o quiropráctico una gran mayoría de pacientes me pedían «más».

Ya imaginas. Del masaje se pasa al morbo, del morbo al derecho a roce… Y ahí empieza una espiral que puede llevar al sexo.

Es lo que tiene el masaje. Trata con la intimidad, la piel, la confianza y las fantasías eróticas de muchos.

Masaje erótico y lujo

De modo que me di cuenta de que el masaje erótico es un lujo. Porque es muy infrecuente. Tanto como los masajistas que desean hacerlo. Somos una minoría, y no lo hacemos solamente por dinero. Sino porque tenemos el talento y las ganas de ofrecer este servicio.

Yo lo considero un lujo barato. Porque es pagable, y es tremendamente especial.

Ponerle precio a un lujo

Hay quien cree que los precios son aleatorios. Pero es una tarea difícil. Y en mi caso como masajista erótico los precios son el resultado de años de experiencia. Deseo huir del lujo barato y superficial pero también del lujo absurdo. El equilibrio es una de las claves mas relevantes de mi trabajo.

También consiste en estudiar lo que hace la competencia. Algunos clientes me cuentan cómo se paga un servicio similar en otros países. Y sobre todo qué espera el cliente de un buen masaje. El lujo barato no tiene por qué ser superficial.

Aunque sucede a menudo que algunos hombres olvidan esta gran diferencia. Lo que separa un masaje terapéutico del masaje erótico.

«Si un masaje de espalda cuesta 40 €, ¿por qué cobras el triple?»

Hay muchos motivos. Y son justamente todo lo que más desea este tipo de interlocutor.

  • Porque no dura 30 minutos sino una hora o más
  • Es un servicio para adultos
  • Porque requiere mucha más atención
  • El masaje sensual no es mecánico
  • El erotismo exige una entrega total
  • La intimidad y el morbo son valores añadidos
  • Se necesita una preparación adicional
  • Existe una demanda muy fuerte y muy exigente
  • El masajista erótico debe aceptar comportamientos muy poco comunes
  • Por último, no se trabaja solo la espalda

Existen otros factores que nunca se mencionan. ¡Y no son nada tabú para mí! Uno de ellos es el tema de la higiene. Además, los fluidos con los que trabajamos requieren una atención especial. Y los masajistas eróticos profesionales como yo doblamos las precauciones en todos los ámbitos. Me refiero al de la salud.

Como conclusión, el debate sigue abierto. Especialmente cada vez que alguien opina acerca de lo necesario de un lujo. Ya sea un lujo barato o un lujo caro.

«Los lujos están para esos mismos pocos de siempre».

Ya no.

Sigue investigando mi blog. Encontrarás temas que muy probablemente te interesarán.

www.elmasajeprohibido.com

¡Un abrazo y hasta pronto!