Categorías
Testimonios

Masajista chulazo

Algunos de mis clientes me califican de «Masajista chulazo«, un piropo donde los haya, y que quiero agradecer con la publicación de estos comentarios que me remiten.

«Eres un masajista chulazo. Aunque más importante aún es el morbo que consigues con tu masaje. Te recomiendo».

Qué es un «chulazo»

La palabra «chulazo» es muy común entre el público gay. Sin duda llamar «chulazo» a alguien es un piropo. Es una mezcla de masculinidad, belleza física, actitud «chulesca» y de morbo.

No soy académico de la lengua, pero he comprobado algunas cosas a través de mis amigos de mayor edad. Los que vivieron la represión de la dictadura y ese «floklrosimo cañí» tan manipulador de la moral y del humor.

El «chulazo» es el equivalente a una «puta». Aunque el machismo interiorizado que sufrimos no solo le permite al chulazo que sea promiscuo sino que le elogia por ello.

Los admiradores de los chulazos suelen colocarse en una posición de inferioridad. Se ponen «a disposición» de los deseos del chulazo.

Así, el vínculo emocional que tienen algunos hombres gays con «su chulazo» es principalmente como follamigo, es decir un uso sexual que admite libertad en la intimidad con otros hombres. Al «chulazo» no se le piden explicaciones jamás. Se sabe de antemano que tiene otros «rollos» por ahí. Aparece cuando quiere y pide lo que le viene en gana. Luego desaparece y siempre es mejor no preguntar.

En cuanto al aspecto físico, el «chulazo» es un hombre con atributos claramente masculinos, fortaleza física y una actitud canalla.

En cuanto a los rasgos más personales, el chulazo puede ser algo rudo y primitivo. Al chulazo se le perdona todo, inculso que sea bisexual —porque siempre tiene alguna amiga por ahí.

Masajista chulazo

Entiendo que se me califique como «chulazo» por todos estos rasgos excepto por el del machismo o el carácter básico en cuanto a cultura, que también se le atribuye.

«Eres un chulazo en toda regla. Siempre he soñado con un masajista chulazo que no solo sepa llevarme al séptimo cielo sino que me produzca placer con solo verlo. Paco, das mucho morbo y lo sabes».

No me lo tomo al pie de la letra aunque me resulta halagüeño.

Desde luego mi actitud es más profesional que otra cosa, y quien confunda mi distancia como una forma de evitar un vínculo emocional lógicamente está equivocado. No creo vínculos excesivamente estrechos con mis clientes para no inducir a engaño ni crear expectativas donde no las hay.

Se puede ser masajista chulazo y atender correctamente a todos los hombres que lo deseen. Mis clientes me conocen tanto por mi «lado chulazo» como por mi parte más responsable.

Si deseas disfrutar de una sesión erótica con el masajista chulazo, ya lo sabes. Llámame: soy Paco.

Sigue explorando mi otra web y descubre todo lo que puede fascinarte de cara a un masaje muy morboso: www.pacotantra.com

Precios

Masaje Desnudo

Estimulación Prostática

Masaje Relajante

¡Nos vemos en Barcelona!

Por Paco

Me llamo Paco. Soy un masajista masculino especialista en masajes prohibidos por su alta carga de morbo y secretismo. Mi discreción es total para protegerte. Disfrutar de un masaje prohibido puede ser una decisión difícil, pero es tan legítima como placentera. ¡te encantará!