Categorías
masaje prohibido

El nuevo placer anal es tan poderoso que puede destronar tabúes

El placer anal es una cuestión algo tabú en nuestra sociedad y en nuestro país.

Lo curioso es que constituye una de las aficiones y fuentes de placer más intenso, pero también más extendidas y comunes a muchos hombres. Incluso entre los hombres heterosexuales es algo muy frecuente. Aunque nadie lo reconozca.

Sinceramente el por qué de este tabú no me interesa para este post. En seguida vamos a hablar acerca del placer, de las técnicas y de su papel en el masaje Tantra.

Placer anal y tabú

Solo una pequeña nota antes de empezar. Nuestros tabúes suelen originarse en las religiones. Además, diferentes religiones tienen diferentes tabúes. Lo cual demuestra que los tabúes son un fenómeno cultural, y no algo inherente a la naturaleza humana.

Genéticamente estamos construidos para el disfrute de muchos más estímulos que los que reconocemos. Es lo que tiene el placer. Es demasiado bueno para que esté permitido.

Además, las prohibiciones añaden morbo.

Placer anal sagrado

Para el Tantra tanto el conjunto de esfínter, el ano y la próstata conforman el Chakra número 1. Es la conexión de nuestro ser individual con la Tierra. Los placeres terrenales se originan y terminan en esta zona.

Estimulando este Chakra logramos conectar con la Tierra y todo lo que abarca: la naturaleza y el placer terrenal como génesis del disfrute de los placeres más inmediatos de nuestra existencia.

Más básicos y al tiempo más sublimes. Como en todo, conocerlo es saber reconocerlo.

Como ya dije, para el Tantra esta es una de las zonas sagradas. De hecho, todo nuestro ser es sagrado. Ninguna de nuestras partes anatómicas deberás er considerada como de segundo rango.

La dimensión anal

Como ya imaginas, abrirse al placer de la zona anal es descubrir toda una nueva dimensión del placer.

Para estimular esta zona lo ideal es contar con la colaboración de alguien de confianza extrema. La dimensión social o por lo menos de comunicación con otra persona ya define que se trata de algo tan sublime que merece ser compartido.

En este caso existe una persona que recibe este placer y un segundo individuo que lo induce y provoca.

Placer anal entre hombres

Conozco muchos hombres —tanto heterosexuales como gays— que afirman que el disfrute del placer anal se restringe a solamente los hombres gays.

«Soy heterosexual. Descubrí el placer anal hace años y por casualidad. Pero me da un corte increíble pedírselo a una masajista, ya no digamos a mi mujer. No sé qué pensarían de mí. Contigo me siento super a gusto!»

Aunque parezca extraño, este es uno de los comentarios más frecuentes.

«Superar este tabú ha sido como quitarme un peso de encima. Realmente no entiendo por qué creamos problemas donde no los hay».

Las técnicas del placer anal

Existen muchas técnicas para la estimulación del placer anal y prostático. Vamos a centrarnos en las tres más comunes.

  • «Beso negro»
  • Estimulación del esfínter
  • Masaje anal
  • Masaje de próstata

Entremos un poco en detalle. Aunque como digo siempre, ¡lo bueno es probarlo!

«Beso negro»

Como ya habrás adivinado, no empleo ni la lengua ni mi boca para realizarlo. Empleo una técnica secreta que produce el mismo efecto, el mismo tacto y el mismo placer. Se trata de un momento sublime que te prepara para los dos siguientes.

«¡Con esta técnica me has dejado no maravillado sino lo siguiente! De verdad que ya ahí no imaginé que pudiera haber nada mejor. Pero lo hay».

Masaje anal

Antes de alcanzar el «punto G» o la próstata se accede a la cavidad anal o colon. Se trata de una zona con una irrigación sanguínea y densidad de terminaciones nerviosas que le confieren una sensibilidad muy especial.

Todas estas técnicas exigen un grado muy alto de experiencia. Porque el límite entre el dolor y el placer es muy sutil, y mal hecho puede resultar en una experiencia desagradable. Así que es mejor confiar en los profesionales.

Masaje de próstata

La próstata es una glándula sobre la que hablamos en un post anterior. En resumen, se trata de una zona capaz de desencadenar un placer especialmente intenso. Y absolutamente diferente del placer testicular o del placer que sentimos en el glande o en el pene.

Es otro tipo de placer sexual totalmente diferente de los que ya conocemos. Si no lo conoces, no puedes imaginarlo.

«Probarlo ha sido engancharme. ¡Muy fuerte!»

Haz tu reserva

Es tan fácil como llamarme o enviarme un SMS.

Sigue investigando sobre masaje de próstata y otros fetiches.

Si deseas elegir entre varios masajistas diferentes, te invito a conocerlos: son los masajistas exclusivos.

Quizá te resulte interesante leer estos testimonios acerca de mis masajes.

O leer alguno de mis relatos eróticos gay —¿con una mano? Se trata de sesiones de masaje reales, contadas al detalle.

Relatos eróticos gay
Relatos eróticos gay

¡Nos vemos en Barcelona!

Anécdota final

Hace unos años me contactó una chica. Su primer pregunta fue si atiendo a mujeres, y le respondí que sí. De hecho empecé atiendo a mujeres, y conmigo logran descubrir su multi-orgasmia.

La parte divertida de esta llamada fue que ella insistía en que deseaba probar el masaje prostático.

No entiendo cómo mis amigas nunca me comentan esto, cuando en tu blog queda claro que el masaje prostático es tan alucinante. Así que quiero que me lo hagas.

Ante mi sorpresa, ella desconocía que las mujeres carecen de próstata.

Dime qu no quieres atender a mujeres porque eres gay, pero yo lo quiero probar.

Siguió insistiendo hasta que le mandé un enlace sobre anatomía comparativa. Realmente se quedó muy apenada.

Ni te imaginas cuánto deseaba experimentar ese placer que describes en tu blog, Paco. En fin, nadie es perfecto. De todos modos, quiero que me hagas un masaje anal, igual me gusta.

Por Paco

Me llamo Paco. Soy un masajista masculino especialista en masajes prohibidos por su alta carga de morbo y secretismo. Mi discreción es total para protegerte. Disfrutar de un masaje prohibido puede ser una decisión difícil, pero es tan legítima como placentera. ¡te encantará!