Categorías
Sin categoría

Tantra esponjoso

El Tantra esponjoso es una experiencia sensual más allá del simple masaje. Requiere una actitud especial por parte de ambos, del masajista y del receptor.

¿Por qué lo llamo «esponjoso»?

¿En qué consiste?

Tantra esponjoso

Existen sensaciones táctiles que a veces resulta difícil calificar o describir con palabras.

Te confieso que han pasado años hasta que he dado con esta palabra para intentar explicar qué se siente durante una de mis variantes de sesiones Tantra gay.

Sensaciones dulces y tiernas

Como cuando poco a poco muerdes un bizcocho perfecto, o cuando acaricias la superficie de una toalla recién comprada.

Esta esponjosidad es una forma de explicar el cariño, la ternura y el cuidado con las que desarrolla una de mis sesiones.

En concreto el masaje relajante, el más suave y dulce de todos.

Tantra esponjoso y erotismo

El erotismo es una parte esencial de cada persona. Lo que lo hace especial y único es la forma de vivirlo. Además de los aspectos personales que diferencian a cada hombre de todos los demás.

Existen hombres que prefieren el exotismo dominante, el morbo de lo más prohibido, culpabilizados y extremo.

Y existen los hombres que prefieren el Tantra esponjoso de la dulzura y los cuidados más mimosos y tiernos.

La suavidad, el tacto cálido y cariñoso. Sin caer jamás en la «ñoñería» de lo infantil, siempre dentro del paisaje más sensual y morboso.

Al fin y al cabo somos dos adultos, y esta es una forma muy lícita de comunicarse y de descubrir el placer.

Poco a poco, suavemente, y de forma gradual.

Se sentirás perfectamente acompañado en un viaje sin culpas, sin pecado pero relleno y recubierto de una dulzura excitante.

Finalmente, decirte que puedes llamarme para comentar los aspectos que más te interesan. Y para cuadrar ¡el momento perfecto para ti!

Mientras, estudia las distintas opciones, como el masaje relajante y el masaje desnudo e interactivo.

Además, puedes ir «calentando motores» con estos relatos eróticos, para diferentes gustos. Desde las experiencias más extremas hasta las sesiones más dulces, lentas y «esponjosas».

¡Te espero!

Si prefieres servicios más explícitos, como de escort gay, te recomiendo a estos chicos.

Por Paco

Me llamo Paco. Soy un masajista masculino especialista en masajes prohibidos por su alta carga de morbo y secretismo. Mi discreción es total para protegerte. Disfrutar de un masaje prohibido puede ser una decisión difícil, pero es tan legítima como placentera. ¡te encantará!