Tentaciones peligrosas 2018
6 enero, 2018
0

Las Tentaciones peligrosas para 2018 es una breve pero intensa lista. Llámala “deseos”, “tentaciones” o simplemente “cosas prohibidas”.

Todos pensamos cosas que no decimos. Porque verbalizarlas significa arriesgarse al rechazo o a ser juzgados. Aunque solo sea a tener que dar explicaciones. A veces incluso acerca de intenciones, ¡que no son hechos consumados!

Las tentaciones peligrosas y el miedo

Llamamos “peligro” a todo aquello cuyas consecuencias dan miedo. Cuando arriesgamos nuestra integridad física o moral. Aunque con frecuencia lo que da miedo es aquello que simplemente desconocemos. Y las tentaciones entran en este grupo de cosas amorfas, rodeadas de esa neblina de misterio.

Miedo a ser juzgado

Aunque cada vez es menos frecuente, aun existen hombres a quienes les preocupa lo que los demás piensan de ellos. Se trata de un tema de confianza en sí mismo para unos. Mientras a otros les va el “prestigio”.

Como dicen los psicólogos, existen tres visiones diferentes de la misma persona.

  • Cómo te ven los demás
  • El modo en que te ves tú mismo
  • Cómo “crees” que te ven los demás

Incluso habrían otras visiones adicionales algo más rebuscadas.

En el extremo opuesto vemos a personas totalmente “irresponsables”, “pasotas” y casi rozando “lo asocial”. Son los hombres que “pasan de todo”, que van “a su bola”.

Como ya saben quienes me leen con asiduidad, lo que defiendo siempre es el equilibrio. Porque los extremos suelen ser perjudiciales.

Sinceramente, creo que no es bueno ignorar a los demás. Como tampoco lo es tener demasiado en cuenta qué piensen acerca de nosotros.

Tentaciones peligrosas: pasa a la acción

Quien frecuenta twitter, instagram y otras redes sociales está expuesto a ellas a diario. Se trata de las “frases lapidarias” que intentan convencernos de conceptos a veces excéntricos. Esta mañana leí esta:

“Haz una cosa peligrosa cada día”

Aunque ya no recuerdo si la frase es de Churchill o de Simone de Beauvoir.

Vivir significa tantas cosas para cada persona que finalmente es imposible que todos compartamos el mismo concepto. Para muchos, vivir es adrenalina. Para otros, es prudencia.

Más allá de las generalidades, lo que sí es un hecho comprobado es este:

“Si no haces cosas, no vives”.

Vivir significa experimentar, probar. Porque no se pueden describir las cosas que se desconocen. Porque cuando decimos de alguien que “es una persona vivida”, lo decimos implicando cierta dosis de admiración.

Cada cual conoce sus límites para el riesgo. Incluso los límites inferiores, por debajo de los cuales no hay estímulo.

Tentaciones peligrosas 2018

Sé que esta lista es breve y muy limitada. Porque soy consciente de que cada persona tiene su propia lista de restricciones. Cada cual sabe lo que puede hacer, lo que debe hacer y lo que no debería hacer jamas. Bajo ningún concepto.

  • Gastar una suma desorbitada de dinero
  • Visitar un “ex” en el extranjero
  • Salir de fiesta con los “amigos de antes”
  • Probar cosas potencialmente adictivas
  • Probar un masaje tántrico gay

Incluyo el masaje erótico porque ya sabes que me dedico a esto. Y porque muchos de mis clientes me dicen cosas como estas:

“Me ha costado mucho atreverme a venir”.

“Tengo la sensación de hacer algo que mi pareja no aprobaría jamás”.

“Sé que corro el peligro de hacerme adicto a los masajes”.

Jamás desearía coaccionarte a tomar decisiones equivocadas. Como decía antes, cada cual conoce sus límites.

También es el momento de recordar que el masaje tántrico gay no representa un peligro de ningún tipo. Ni para tu salud, ni para tu integridad moral, ni tampoco para tu economía.

Aunque muchos lo consideran un masaje prohibido, otros lo ven tan indispensable como la comunicación o la ternura. Al fin y al cabo la sensualidad es algo muy necesaria para el equilibrio.

Si tienes preguntas, no dudes en llamarme.

Paco: 676648226

SI lo que deseas es cruzar los límites del sexo, por favor contacta con Matt.

This site is protected by wp-copyrightpro.com