Categorías
masaje prohibido

Tu primer masaje gay

Estás deseando disfrutar de tu primer masaje gay. Es un momento anhelado a la vez que temido. Porque te genera un estado de nervios inusual. Pero por fin te decidiste porque sabes que necesitas vivir una experiencia morbosa, casi sexual y prohibida entre hombres.

Te adelanto que se trata de la tentación más intensa. Con la que consigues el placer más sublime.

Tu primer masaje gay

Aunque lo llame «masaje gay«, no es esto exactamente lo que deseo expresar. Me refiero al masaje entre hombres, a una experiencia de hombre a hombre, sin que seamos gays. Sin que necesariamente tengamos que identificarnos con esta etiqueta. La etiqueta «gay» abarca connotaciones muy variadas que no tienen por qué ajustarse a nuestra forma de vida. Ni a la tuya ni a la mía.

Tu primer masaje de hombre a hombre

Dejando esto claro hablemos del masaje, de la experiencia que estás a punto de vivir. Si lo deseas.

Existe un tabú social que es una especie de prohibición. Consiste en dar a entender que entre hombres no puede haber intimidad corporal. Este tabú atávico hace que veamos mal el hecho de que dos hombres se toquen. Más allá de tocarse, que puedan compartir desnudez o realizar los llamados tocamientos ilícitos.

Estoy hablando solamente de hombres mayores de edad, vaya por delante. Otros temas como el incesto los trataré en otra entrada.

Deseo y culpa

Muchas veces nos sentimos culpables incluso antes de cometer un acto. El deseo sexual es uno de estos anhelos. Se trata de una de las fantasías que no podemos realizar sin la complicidad de otra persona. Aunque suele permanecer en la mente incluso cuando no se lleva a cabo.

Los deseos más fervientes son los que no podemos realizar. Y este deseo, como otros, a veces no se materializa pero genera culpa igualmente. Además, el deseo crece con el tiempo.

La culpa es un invento muy audaz de las religiones y las ideologías. Lo sufrimos como un martirio, y en mi opinión es lo más injusto del planeta. Porque sufrimos el castigo «de la consciencia» antes de haber hecho nada. Siendo inocentes. Porque la ley solo puede castigas los hechos, no las intenciones.

El miedo paraliza. El miedo nos impide realizar lo que desemos vivir.

Para nuestra vida íntima me parece que la culpa no debería existir. Opino que todos los deseos íntimos referidos a la sensualidad, al erotismo, al disfrute de nuestro propio cuerpo son lícitos. Y más que eso, son sanos.

Todas las personas, incluso las más reprimidas —quizá éstas las que más—, tenemos deseos prohibidos.

Por eso tu primer masaje gay es algo sano para tu equilibrio emocional, psíquico e incluso físico.

Superar el tabú

Superar este tabú de tu primer masaje gay no es fácil. En el caso de muchos hombres estamos hablando de años, lustros y décadas de represión. Se trata de largos períodos de tiempo sufriendo un deseo secreto. Un deseo que atormenta por su carácter de pecaminoso y prohibido.

Todo esto está solamente en tus manos. Eres tú quien debe llevar las riendas de tu vida.

Serás muy bienvenido si deseas llamarme.

Soy tu cómplice

Mi actitud no es la de ayudarte sino la de proponerte una liberación que te permita respirar hondo de nuevo. No soy nada paternalista, te trataré de igual a igual, como esperas de un hombre, de tu mejor amigo.

Encuentra esta satisfacción que deseas. Porque la necesitas y la mereces. Es una satisfacción lícita porque no daña a nadie. Al contrario, te sentirás increíblemente aliviado.

Seré tu cómplice en el descubrimiento de tu verdadera sexualidad. El masaje no es sexo, porque es mucho más. Mi masaje prohibido no es ni un masaje convencional ni un acto sexual zafio o grosero. Es un momento entre hombres durante el cual puedes expresarte libremente y descubrir cosas sobre ti mismo. Las sentirás con el disfrute propio del placer más legítimo.

Paco: 676 648 226

Precios

MagnumMasaje Desnudo

Supreme: Masaje Prostático

DelikatessenMasaje Tantra Fusión

¡Un abrazo muy fuerte!

Encontrarás más información en www.elmasajeprohibido.com

Si deseas explorar el sexo incluyendo sexo oral y penetración te recomiendo a Matt: www.gay-massage.sexy

Por Paco

Me llamo Paco. Soy un masajista masculino especialista en masajes prohibidos por su alta carga de morbo y secretismo. Mi discreción es total para protegerte. Disfrutar de un masaje prohibido puede ser una decisión difícil, pero es tan legítima como placentera. ¡te encantará!