Categorías
Testimonios

Una hora más y desaparece del radar que te controla

Una hora más es como un regalo que viene muy bien. ¡Aunque expira rápido!

El cambio horario al que debemos acostumbrarnos en otoño y de nuevo en primavera tiene efectos diferentes. En el cambio de hora de primavera es como si nos quitaran tiempo.

Aunque en Octubre es lo contrario, y es el caso de este fin de semana, durante el cual «ganamos» una hora.

«Esta hora inexistente ha sido perfecta para mí. ¡Un regalo maravilloso! Y como nadie dice a qué la dedica, decidí darme un masaje Tantra».

Más tiempo para ti

Nuestro amigo Carlos quiso regalársela un poco antes.

«No podía esperar más. Esto es una oportunidad que se da una vez al año, y especialmente si lo que necesitas es un masaje prohibido. Justamente a esta hora prohibida, secreta e inexistente».

Una hora más de masaje

Para muchos clientes los sesenta minutos de masaje saben a poco porque se hace corta. Es precisamente cuando has empezado a relajarte y a olvidar la realidad. La hora se cumple justo cuando acabas de sumergirte en este océano de placer y sensualidad.

«Solo era una sesión de hora y se me hizo muy corta. A ver cuándo nos ponen cambios horarios de dos horas».

Aunque Carlos necesitaba más tiempo de masaje, los sesenta minutos dan para lo que dan. Quizá no tenía excusas par desaparecer durante más tiempo.

Una hora más para dormir

Me cuesta adaptarme a estas tardes tan breves que tenemos tras el cambio de hora. A esta poca luz y a estas tardes que se convierten en noche demasiado pronto.

Lo bueno es que justo al día siguiente, y los inmediatamente posteriores, tienes la sensación de que tienes más mañana para dormir.

«En primavera tendremos una hora menos. De todos modos espero volver antes. Me encantó tu masaje por muchos motivos. Uno de ellos es el morbo de hacer algo que sé que no debo. ¡Pero no puedo evitarlo!»

Si deseas más información llámame. Estaré encantado de conversar contigo: Paco.

Sigue explorando mi web y encuentra ideas y esta entrevista sobre masaje Tantra, testimonios, relatos eróticos gay y mucho más.

O visita mi web clásica Paco Tantra.

¡Nos vemos pronto en Barcelona!

A veces estoy en Benidorm o Valencia, así que contacta si te interesa hacer un descubrimiento muy diferente para tu placer!

Por Paco

Me llamo Paco. Soy un masajista masculino especialista en masajes prohibidos por su alta carga de morbo y secretismo. Mi discreción es total para protegerte. Disfrutar de un masaje prohibido puede ser una decisión difícil, pero es tan legítima como placentera. ¡te encantará!